Desbaratan un esquema ponzi con criptomonedas

VALENCIA, España (EFE). La Guardia Civil detuvo en la ciudad española de Valencia (este) a uno de los mayores estafadores con falsas inversiones en criptomonedas en Europa, un hombre de 45 años y nacionalidad portuguesa, con un patrimonio superior a los dos millones y medio de euros que ha sido bloqueado.

Al detenido se le imputan siete delitos de estafa y blanqueo de capitales, por crear una supuesta plataforma de inversiones en criptomonedas en una página web, que daba a conocer a través de diversos foros, programas de radio, eventos deportivos e incluso movimientos benéficos. El objetivo era captar la atención y la inversión de numerosas personas en España y Portugal, informó este domingo la Guardia Civil, que inició la investigación al detenido el pasado mes de agosto con la colaboración de la seguridad privada.

La plataforma ofrecía una rentabilidad mínima del 2,5 % semanal a los inversores en función de la cantidad que aportaban, llegando a adquirir roles y así poder atraer a otros inversores. Este método es conocido como “esquema ponzi”, un tipo de estafa que trata de inducir a engaño a los perjudicados, quienes creen que las ganancias obtenidas provienen de una actividad legal, si bien los fondos tienen origen en otros inversores engañados.

De esta manera, la inversión en criptomonedas era todo un éxito, por lo que las víctimas invertían mayores cantidades de dinero y atraían a más inversores. Fruto de las investigaciones, se logró identificar a varios perjudicados en España. Había conseguido delinquir en Luxemburgo, Suiza y Portugal.

El 2 de diciembre se registró la casa del hombre, en la sede social de la empresa y en un taller donde ocultaba parte de los bienes. Le bloquearon varias cuentas bancarias y páginas web de acceso a la plataforma, además del decomiso de una veintena de vehículos de alta gama.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.