Gatos: se debe o no cortarles las uñas

Los mininos son muy sensibles a los cortes de uña. Ellos las necesitan para defenderse y también para explorar su territorio. La Dra. Jazmín Marecos, veterinaria, dice que no es recomendable cortarles las uñitas ni mutilarlas porque se quedan sin una parte importante de su personalidad. Hacerlo sin los conocimientos necesarios también puede ocasionar cortes de los nervios, sangrados y dolores innecesarios.

Ni el corte ni el limado de uñas en gatos son recomendables.
Ni el corte ni el limado de uñas en gatos son recomendables.gentileza

Para la Dra. Marecos, la verdad “no es recomendable” cortarles las uñas a los gatos. Mucho menos someterles a una oniquectomía que es la extirpación del último huesito del “dedito del gato”.

“Eso si se considera una mutilación, no así el corte de uñas”, enfatiza la profesional.

Sin embargo, no es recomendable hacer cortes de uña porque los felinos están acostumbrados al rascado contra algunos objetos con el propósito de afilarse para mantenerlas óptimas al momento de necesitarlas para sus cometidos gatunos.

“Pasa que a las personas nos molesta, cuando el gatito se rasca por nuestros muebles, pero es algo natural en ellos. Para evitarlo deberíamos facilitarles los rascadores que se pueden encontrar en las veterinarias”, agrega.

¿Por qué no se recomiendan los cortes de uñas?

Las uñas crecidas son un elemento de defensa para ellos, explica Marecos. “Al salir afuera, porque todo gato sale a la calle o sale a mironear por ahí. Aunque no sea un vago sale y en caso de que le venga otro gato o le venga un perro, la forma de escapar es correr y escalar si es que encuentran un árbol o una muralla. Si no tienen uñas no podrán hacer eso y sufrir consecuencias peores”.

“A no ser que se trate de un gato completamente hogareño que no sale de la casa, que este todo el día dentro, en el sofá, en la cama, no sale y el peligro no exista para ellos. Ese sería otro caso”.

Si aun así se decide someterle a un corte, lo ideal es que se lo practique en una veterinaria. “Porque hay que exponer esas uñas y saber hasta dónde cortar para que no le sangre al gato”.

“Hay veces en que el propietario quiere cortarle las uñas al ras a su mascota, así como nosotros nos cortamos las uñas hasta donde comienza nuestro dedo. Sin embargo, al hacer eso en los gatos ya le estamos cortando sus venitas y sus nervios. Ahí es cuando se produce el sangrado”, remarca.

Sangrado y dolor

“Por eso es mejor siempre recurrir a un profesional, porque de lo contrario, con los elementos inapropiados y sin la experiencia conveniente, el corte le puede sangrar, molestar y doler”, finaliza.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05