Cómo bañar a mi gato sin estresarlo

Muchas veces nos preguntamos cómo y cada cuánto hay que bañar a nuestros gatos. El baño de los felinos es cosa seria; hacerlo con chorros de ducha no es recomendado porque son experiencias traumáticas para los michis y hay riesgo de que el dueño o la dueña resulten con heridas en el afán de escape del minino. Si aun así se decide hacerlo en casa, lo recomendable es que participen dos personas.

Cuando el agua del baño les viene de arriba y con fuerza, los gatos se asustan. La duchita por ejemplo, si es muy fuerte el chorro de agua, les va a estresar.
Cuando el agua del baño les viene de arriba y con fuerza, los gatos se asustan. La duchita por ejemplo, si es muy fuerte el chorro de agua, les va a estresar.gentileza

Los felinos son animales a los que no les gusta el baño, dice categórica la Dra. Jazmín Marecos, especialista en ciencias veterinarias. “Ellos de por si se higienizan y se acicalan regularmente todo el día, todos los días”, refiere.

“Justamente, la falta de acicalado es signo de una enfermedad, es algo completamente normal. Ellos se bañan a si mismos”, agrega. Los gatos tienen miedo al baño, no les agrada así que bañarlos no es una tarea fácil.

Pero si aun así, ya sea porque andan por lugares fangosos o bajo automóviles de donde pueden ensuciarse fácilmente o porque duermen en la cama de sus dueños, hay que tener en cuenta algunos puntos antes de bañarlos. Como por ejemplo: No es recomendable bañarlos más de una vez al mes, cada dos meses, inclusive es mejor. Si el gato es muy hogareño y está todo el día dentro de la casa no se va a ensuciar.

“Siempre que me piden baño para gato, trato de coordinar un día en que haya menos trabajo, no los fines de semana que hay más mascotas que atender, para que se estrese menos el gato porque implica mucho estrés llevarlos a la veterinaria”, remarca la Dra. Marecos.

Bañar a los michis en la casa

Ahora bien, si se decide hacerlo en la casa, lo principal es utilizar agua tibia. “Siempre les gusta cuando el baño es calentito.

Hay que secarlos con una toalla; si se dejan, utilizar el secador, no poner a la máxima potencia porque ese ruido también a ellos les hará correr. Te van a arañar, te van a morder”.

Entonces, se recomienda utilizar el secador en modo suave, con aire caliente que no queme, el intermedio, o usar el aire natural.

En cuanto a los productos con los cuales bañarlos, hay que hacerlo con shampús que son para mascotas, con productos que son neutros. Si hay otros problemas se pueden usar shampús antisépticos o antimicóticos.

Lo ideal es que participen dos personas en el baño

Por lo general, tanto en la veterinaria como en la casa, a los gatos se les baña entre dos personas. “Difícilmente le bañe una sola persona por el hecho de que al gato no le gusta. Así las cosas, una persona sujeta al gato mientras la otra le baña”, explica la profesional.

“Si el baño será en la casa, siempre recomiendo preparar una latona con agua tibia con el jabón ya listo y otra latona con agua limpia”, agrega.

“Entonces ya le colocas en el agua con el jabón rapidito y después le enjuagás con una jarrita, derramándole despacito el chorro de agua para sacarle todo el jabón. O sumergirle en la latona con agua limpia”, dice la Dra. Marecos.

Esto porque “cuando el agua de la ducha les viene de arriba con fuerza ellos se asustan. La duchita por ejemplo, si es muy fuerte el chorro de agua les va a estresar. En cambio, si le introducís en el agua, el primer impulso es escaparse pero luego se relaja un poquito más estando ya ahí porque es un agua calma”.

Los más chiquitos

Los gatitos más pequeños se pueden bañar a partir de los tres o cuatro meses aproximadamente, ya cuando son mas grandecitos, a menos de que sea un gatito rescatado cuando le encontramos llenos de bichos, llenos de suciedad, es recomendable por salud misma, para que el gato se sienta mejor”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05