Abdo reconoce flaquezas, pero evitó hablar de corrupción

El presidente Mario Abdo Benítez reconoció -en su primer informe de gestión ante el Congreso- que el tema económico, así como el déficit en insumos y medicamentos, constituyen un desafío para su Gobierno. Resaltó obras iniciadas en el Gobierno anterior y evitó referirse a hechos de corrupción.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3EMTQ6QY7FF2TFJENXKBJXTNBM.jpeg
Informe de primer año de gestión de Mario Abdo Benítez en la presidencia de la República.Gustavo Machado ABC COLOR

El jefe de Estado ingresó cerca de las 9:20 a la sala del Congreso Nacional para dar inicio a la presentación del informe del primer año de gestión en la Presidencia de la República. Luego de la entonación del Himno Nacional y la presentación protocolar, Mario Abdo Benítez inició su discurso.

En primer lugar, hizo referencia a dos hechos que, aseguró, muestran un importante avance en términos democráticos y republicanos: “Gracias a la voluntad política, el primero de ellos el nombramiento de los nuevos ministros de la Corte Suprema de Justicia”, indicó.

Añadió que el segundo punto tiene que ver con la resolución que establece que sean públicas las sesiones del Consejo de la Magistratura, del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y la Corte Suprema de Justicia, para que la ciudadanía tenga una acceso a la información pública.

PUBLICIDAD

Además, habló de la asistencia a las familias en situación de riesgo y resaltó el inicio para la construcción de una franja costera para resguardar la ciudad de Pilar.

Economía, “uno de los grandes desafíos de este Gobierno”

Reconoció que el tema económico ha sido uno de los grandes desafíos para este Gobierno. Afirmó que algunos de los puntos que incidieron en contra fueron: el factor climático, que disminuyó la producción agropecuaria; la crisis de la región en países como Argentina y Brasil, lo cual impactó directamente en el comercio nacional.

Agregó que la tensión comercial existente entre Estados Unidos y China también afectó a Paraguay. “Estos son algunos de los principales factores que hicieron que nuestra economía se viera afectada”, subrayó.

No obstante, aseguró que el Gobierno tomó medidas para neutralizar los efectos negativos, como, por ejemplo, una inversión global de alrededor de 1.500 millones de dólares. Para la agilización del plan de infraestructura pública se destinaron 1.100 millones de dólares, mientras que para la realización de transferencias extraordinarias dirigidas a la agricultura familiar, los bonos alimentarios, viviendas sociales y otros componentes, se llegó a la suma 100 millones de dólares. El gobernante también hizo mención del apoyo a la producción y el comercio, que trae consigo el financiamiento y el refinanciamiento de créditos por 250 millones de dólares, acompañado de medidas de reducción de costos en el comercio fronterizo.

Reconoce dificultades en materia de salud

El Presidente habló de los pasos que han realizado desde su administración para mejorar el área de salud; sin embargo, aceptó que todavía hay varios inconvenientes que se deben resolver. “Utilizando la atención primaria de salud como herramienta principal apuntamos a la construcción de comunidades saludables. Hemos mejorado la infraestructura de 38 unidades de salud familiar y tenemos más de 40 en construcción, anticipando más de 100 unidades de salud familiar para finales del 2019”, manifestó.

“Igualmente, estamos aumentando el número de camas de terapia intensiva, con 44 camas hasta fecha y 50 más para el final del año. Es decir, para el final del 2019 tendremos 94 camas nuevas. Sabemos que la necesidad es mayor y no descansaremos durante todo nuestro Gobierno para ir cumpliendo”, prometió.

En cuanto a la falta, de insumos y medicamentos, también dijo que esto sigue siendo un problema en nuestro país. “Lo reconocemos, estamos haciendo cambios en el sistema, implementamos seis nuevos módulos en una herramienta informática de stock y logística que incorpora la digitalización de las órdenes de compra y emisión directa a proveedores, alerta de stock crítico, alerta de vencimiento y la vincula a la ficha médica y a la receta electrónica, lo que nos permite conocer el consumo real en hospitales para la planificación eficiente de compra de medicamentos”, sostuvo.

Dijo que estas mejoras en infraestructura y tecnología permitirán, a mediano plazo, una solución en cuanto al abastecimiento de medicamentos.

En cuanto a las obras públicas, señaló que en menos de un año están en proceso alrededor de un 20% más de infraestructura. “Sumamos a esto el mantenimiento de otros 1.880 kilómetros de asfaltado. Toda esta inversión materializada por el Gobierno ronda los 31 1.133 millones de dólares y, conforme a nuestros objetivos, a estas rutas se sumarán los 3.500 metros lineales de puentes de hormigón armado y de metal a esta altura ya licitados”, especificó.

En otro momento, destacó la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de Paraguay en el marco de la demanda hecha por Juan Arrom y Anuncio Martí, por supuestas torturas. Ellos iguen prófugos de la justicia paraguaya y se encuentran en Brasil, país que hace poco les revocó el estado de refugiados. Al hacer mención de este hecho, la voz del Presidente se quebró.

Puntos ausentes en el discurso de Abdo

El jefe de Estado hizo un repaso por varias de las obras llevadas a cabo durante este tiempo de gobierno además de prometedoras proyecciones. Sin embargo, olvidó mencionar algunas cuestiones importantes como el futuro del proyecto de Metrobús, iniciado durante el gobierno de Horacio Cartes, para agilizar el tránsito de buses entre San Lorenzo y Asunción.

Nota relacionada: Diputados piden informe sobre metrobús

Esta iniciativa, que generó un millonario gasto, causó pérdidas a los comercios aledaños y molestias en el tránsito, quedó en la nada, o como se diría popularmente en el “opareí”, pero hasta la fecha no hay una nueva propuesta sobre qué sucederá con el trabajo ya realizado.

Entre otros puntos, el Presidente olvidó señalar el estado del proceso del tren de cercanías, otro prometedor proyecto cuyo objetivo es ofrecer una alternativa vial y reducir el tiempo de viaje de los pasajeros entre Asunción y Luque.

Abdo, tampoco mencionó el caso del policía Edelio Morínigo, secuestrado ya hace cinco años por el EPP, de quien hasta la fecha no hay noticias. Incluso recientemente, Mario Abdo visitó a la madre de Edelio, ña Obdulia Florenciano, para prometerle una vez más algún avance en la investigación. No obstante, hasta ahora no existen respuestas concretas sobre su caso.

En ese marco, el mandatario tampoco hizo referencia al combate contra el grupo criminal EPP.

También cabe destacar que el mandatario evitó hablar sobre los cupos políticos en la función pública, que también han generado ya bastante revuelo en sus primeros meses de mandato. Por dar un ejemplo, el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, confirmó que Wilfrido Quintana, ex director del Penal de San Pedro donde ocurrió la masacre entre reos, ingresó por presión política.

Lea más: Ministro reconoce presión política para nombrar director

Otro aspecto ausente en su discurso fue lo referente a la corrupción presente en la función pública, además de los casos que todavía no han avanzado en la Fiscalía, en los cuales son investigados legisladores, como Javier Zacarías Irún y Miguel Cuevas y más recientemente el hermano del gobernante, Benigno López, actual ministro de Hacienda y ex titular del Instituto de Previsión Social (IPS).

Lea también: Benigno no puede cubrir sus gastos, pero tiene un millonario patrimonio

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD