Colcat repudia cuádruple homicidio en el Chaco

Ceferino Méndez, de la Comisión de Lucha contra el Abigeato y Control del Tráfico de Ganado (Colcat) junto a Manuel Riera, vicepresidente de la ARP, dieron una conferencia de prensa para explicar cómo los animales del ganadero Alcibiades Ayala Coronel fueron a parar a un frigorífico para ser faenados, pasando todos los controles sin levantar sospechas. Afirmó que los abigeos obraron con notoria premeditación.

Ceferino Méndez, de la Comisión de Lucha contra el Abigeato y Control del Tráfico de Ganado (COLCAT) junto a Manuel Riera, vicepresidente de la ARP.
Ceferino Méndez, de la Comisión de Lucha contra el Abigeato y Control del Tráfico de Ganado (COLCAT) junto a Manuel Riera, vicepresidente de la ARP.

Méndez explicó que se reprodujeron las guías de registro y que los animales llegaron hasta el frigorífico marcados como respaldo de un productor cuyo nombre omitió porque es parte de la investigación fiscal. Indicó que se usaron documentos reales donde se escribieron datos falsos. La persona que se encargó de tramitar la venta del ganado está registrada en el Servicio Nacional de Salud Animal (Senacsa) y haciendo uso de ello, incluyó en sus documentos de respaldo las guías de marca de la víctima. Con esto pudieron justificar el traslado del ganado y su ingreso al frigorífico, según manifestó.

Relató que los animales pasaron por todos los puestos de control sin levantar sospechas porque contaban con la documentación pertinente.

Asimismo, explicó que encontraron 87 animales y los peritaron, encontrando en todos ellos la marca de la estancia Taguato. “Estaban pintadas como respaldo en una guía que este señor presentó en el frigorífico a nombre de otra persona que sirvió de intermediario para poder cobrar esta plata”, sostuvo.

PUBLICIDAD

Nota relacionada: Cuádruple asesinato: Senacsa avala a sus funcionarios

Méndez insistió en la necesidad de reforzar los mecanismos de control en los registros de marcas que están en la Corte de Suprema de Justicia (CSJ) y los animales disponibles en los registros del Senacsa.

Por su parte, Manuel Riera, vicepresidente de la ARP, condenó la violencia con la que fue perpetrado el crimen y pidió mejoras y avances en la Policía, dotarle de recursos económicos y que también estén mejor formados para hacer frente a este tipo de sucesos.

También deslinda de responsabilidades a Colcat y destacó que gracias a la pronta acción por parte del organismo se pudo determinar quienes fueron las personas que estuvieron involucradas con el horrendo crimen del ganadero.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD