Ulises Quintana dice que su imputación se basa en “suposiciones delirantes”

El diputado Ulises Quintana (Colorado Añetete), imputado por supuestos vínculos con el narcotráfico, dijo una vez más que no confía en el Ministerio Público y que no comprende por qué lo llamaron para declarar. “Estamos ante suposiciones delirantes de la fiscala Lorena Ledesma”, subrayó.

Ulises Quintana.
Ulises Quintana.

Al presentarse para la declaración indagatoria ante la Fiscalía para la cual fue convocado, el legislador Ulises Quintana sostuvo que no existen elementos nuevos en la investigación de su caso y por eso le llama la atención este llamado. Afirmó que incluso le dijeron que tras este hecho podrían expedir nuevamente una orden de captura en su contra, por lo que decidió presentarse, informó la periodista de ABC TV Jeannette Cuevas.

Quintana negó una vez más ser partícipe de un esquema de narcotráfico, al decir que en toda la carpeta fiscal los hechos se describen con presunciones. "Estamos ante suposiciones delirantes de la fiscala Lorena Ledesma, que dice que soy narcotraficante o cómplice. No tiene ningún sustento fáctico”, aseveró.

Lea la nota completa: La sospecha contra Quintana

PUBLICIDAD

Cabe destacar que el mismo está imputado no solo por tráfico de drogas en carácter de cómplice, sino también por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, tráfico de influencia y asociación criminal, luego de que se detectaran vínculos entre el parlamentario y el presunto líder de una red de narcotráfico Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho.

Nota relacionada: Imputan a diputado por tráfico de drogas y otros cuatro delitos

Negó que Neos Import Export SA sea una empresa de fachada. “Es un dinero que tiene justificativo que claramente Javier Cabaña me dice que hasta US$ 500 mil podía mover. En ningún momento me dicen que el dinero era fruto de un hecho punible”, alegó.

PUBLICIDAD

Sostuvo que en otro audio dice: “Nuestro amigo Ulises no se quiso meter y no nos ayudó en nada porque no quiere tener problemas con lavado de dinero. Y luego dice que ya solucionó pagando a la Policía y a delitos económicos”, enfatizó.

Agregó que en esa llamada que quedó registrada, coincidentemente, fue la primera vez que “Cucho” le hizo una consulta sobre un movimiento de dinero. “Sobre cuestiones jurídicas sí siempre me hizo preguntas. Solamente consultoría hacía conmigo”, añadió.

Respecto a la camioneta de Reinaldo Javier Cabaña que Ulises tenía en su poder justo cuando fue el allanamiento simultáneo en Ciudad del Este, sostuvo que este le quería vender el vehículo, razón por la cual se lo dio para que lo pruebe. “Llevá, usá y si te gusta hacemos el negocio”, afirmó que le propuso Cabaña.

En un momento dado, Quintana dijo que podría adquirir el rodado porque su sueldo es de G. 30 millones. Sin embargo, acotó que no lo compró porque no tenía el dinero y esperaba vender primero el suyo para poder comprarlo, con lo que descartó rotundamente que haya sido un regalo del presunto narco.

Además, manifestó que no existe objetividad en el Ministerio Público. “Marcos Alcaraz, fiscal adjunto de la Fiscalía Antinarcóticos, va a ejercer presión en el tribunal sobre mi tema. ¿Qué hace un fiscal adjunto en la sede del Tribunal donde se deben resolver cuestiones que están sujetas a un proceso penal? ¿Con qué objetividad van a actuar los miembros del Tribunal? Yo confío en los miembros del Tribunal, pero sí incurrió en una falta grave al ir a ejercer presión”, subrayó.

Luego de que se haya realizado el inmenso operativo fiscal y de la Senad con el cual detuvieron a Cucho, el legislador fue imputado y remitido a la prisión de Viñas Cue en setiembre del año pasado. Tras apelar en varias ocasiones, el 8 de julio pasado, abandonó el sitio al ser beneficiado con medidas alternativas a la prisión, luego recuperó su banca en la Cámara Baja, donde había solicitado permiso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD