Abdo sobre juicio político: “Estoy dispuesto a enfrentar lo que venga”

Con un efusivo y -por momentos- lacrimoso discurso ante un público compuesto principalmente por funcionarios públicos raboneros, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, reconoció que se pudo haber equivocado en el camino y pidió perdón por sus errores. Aseguró que nunca actuó de mala fe y pidió que se trate lo antes posible el juicio político en su contra, pues -aseguró- no tiene nada que temer.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VRDGDTONGZH57CGUMTWRPSY43Y.jpg

Sin embargo, los chats de WhatsApp que reveló ABC Color muestran que él estaba al tanto de la complicada negociación entre Paraguay y Brasil y que pidió a Pedro Ferreira, expresidente de la ANDE “apurar solución”. Incluso, en esas capturas de pantalla, argumentó que “no se puede ganar todo en una negociación", y que al negociar “se sacrifican posiciones y hasta algunas veces principios”.

Rodeado por un caudal de hurreros, el presidente de la República llegó a la Plaza de la Democracia y subió a la tarima que le prepararon sus seguidores para iniciar un discurso en el que, en un primer momento, se llenó la boca hablando de la democracia y de su presidencia constitucional.

Relató que esta mañana encomendó a Dios tanto su persona como el futuro de la nación paraguaya. Añadió que, llegando al Palacio de López, recibió numerosas fotografías y mensajes de “colorados y no colorados” que le enviaban fuerzas.

PUBLICIDAD
Mario Abdo Benítez, con una bandera paraguaya, en andas y rodeado por una multitud compuesta en su mayoría por funcionarios públicos raboneros que abandonaron sus puestos de trabajo para ir a gritar hurras al presidente en la Plaza de la Democracia.

Lea más en: “Yo trabajo con el doctor Velázquez”

Funcionarios ausentes para marchar

PUBLICIDAD

Abdo agradeció a los presentes, en su gran mayoría funcionarios públicos que se ausentaron de sus puestos de trabajo para asistir a la convocatoria de apoyo. Desde diversas localidades y a sueldo de toda clase de dependencias estatales y municipales, los grupos partieron en buses alquilados. Casi a cada uno de ellos le fue entregada una camiseta con la leyenda “No al juicio político” impresa en letras rojas.

Por otra parte, el presidente criticó a quienes dijeron que los grupos de funcionarios se movilizaron arreados y afirmó que nadie acudió en esas condiciones. “No conocen la madurez cívica de una sociedad paraguaya que cada día es más rigurosa; el pueblo paraguayo ejerce la libertad de defender lo que cree y eso están haciendo ustedes hoy. No vienen solamente por el Presidente, vienen a defender lo que el pueblo paraguayo ha conquistado en estos 30 años de proceso democrático”, expresó.

Los hurreros que estuvieron esta mañana en la Plaza de la Democracia, en su mayoría funcionarios públicos que abandonaron sus puestos de trabajo, se empujaban y codeaban para posar cerca del presidente.

Agradeció las muestras de solidaridad y se autocatalogó como un “amigo”, para posteriormente derramar unas lágrimas.

Pidió perdón

Reconoció que se pudo haber equivocado en el camino y pidió perdón por los errores cometidos.

Abdo garantizó que si existieron equivocaciones de su parte, nunca las cometió de mala fe. “Me pude haber equivocado en el pasado y como ser humano podemos seguir equivocándonos y pedimos perdón por los errores. Pero nunca lo he hecho de mala fe, defendiendo intereses personales por sobre los intereses de la República”, aseveró.

Se presentó luego como “un patriota que quiere defender la causa nacional”, aunque en conversaciones que intercambió meses atrás con el expresidente de la ANDE Pedro Ferreira se evidenció lo contrario. En esos mensajes, le pedía a Ferreira “mantener el silencio y no polemizar”, demostrando así que sabía perfectamente que no era del todo correcto lo que se estaba negociando secretamente.

Quiere su juicio político

Pidió que su juicio político sea tratado “lo antes posible, para que vuelva la paz a la República”. Añadió que no tiene nada que temer y que enfrentará a la Justicia. El pedido resulta fácil de hacer en el escenario actual, en el que Abdo sabe que no existen los votos suficientes para que su cabeza corra peligro

El presidente también reconoció ante sus acólitos que los recientes fueron los días más difíciles de su vida y que los pasó muy mal. Enfatizó que “no cree merecer lo que está pasando” y reiteró la frase que suele utilizar: “Dios le da las batallas más difíciles a sus mejores soldados”.

Sobre su vicepresidente, Hugo Velázquez, quien lo flanqueaba en el escenario no mencionó palabra alguna, aunque existen sobradas evidencias de que está muy involucrado en los intentos de torcer la negociación a su antojo, de la mano de su asesor jurídico, el joven abogado José Rodríguez González, conocido popularmente como “Joselo”. Este, aparentemente por conveniencias económicas de unos clientes brasileños, operó para que se obviara el punto 6 del memorándum de la ANDE. Este establecía que se acuerde "realizar los ajustes necesarios para permitir directamente a la ANDE la comercialización en el mercado brasileño de energía paraguaya de Itaipú, con un bloque mínimo inicial de hasta 300 MW”.

Lea también: Hugo Velázquez contradijo a Ferreira y negó que “Joselo” sea su asesor

Al finalizar, pidió a los hurreros que le abrieran un camino, pues quería adentrarse en medio de la multitud a saludar. Cerró su discurso prometiendo a sus seguidores que “no los decepcionará”.

Más detalles en: Velázquez lleva más de cuatro horas declarando ante la Fiscalía

Tras el dificultoso paso del presidente de la República en medio de la multitud, los manifestantes anunciaron que realizarán una marcha pacífica por el microcentro hasta el Congreso Nacional y luego se retirarían “a descansar a la Junta de Gobierno”.

Mientras los hurreros se dispersaban, el Presidente llevado en andas hizo flamear una bandera en medio de la multitud, que le recalcó que no se detendrán “hasta archivar el juicio político”.

Hurreros y raboneros

En pleno horario laboral, los funcionarios de diferentes departamentos de nuestro país dejaron sus oficinas vacías para asistir al acto de loas al presidente de la República.

El presidente de la República anunció que se dirigirá al Congreso Nacional y posteriormente acompañará a los manifestantes hasta la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

El mismo Abdo Benítez abandonó su labor de estadista para participar del acto en el que recibiría loas y hurras.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD