“Pirañitas del mercado eléctrico brasileño”, interesadas en la ANDE

La ingeniera Mercedes Canese interpretó el último análisis realizado por el exdirector de Itaipú Gustavo Codas, quien días antes de fallecer se refirió a la crisis actual de Itaipú diciendo que existían “pirañitas” del mercado eléctrico brasileño irrumpiendo en nuestro país.

La esclusa de navegación que Itaipú Binacional tiene proyectado construir en la zona de la represa estará ubicada en territorio paraguayo, que es considerada “la mejor opción”.
Vista de la Itaipú Binacinal, pertenecientes al Brasil y Paraguay.Archivo, ABC Color

Quien fuera director paraguayo de la Itaipú durante el Gobierno de Fernando Lugo había escrito pocos días atrás un encendido posteo en sus redes sociales en el que se refería a la crisis actual que enfrenta la binacional a consecuencia de la firma de un acuerdo entreguista que estuvo a punto de poner en riesgo nuestra soberanía energética, sin que los paraguayos lo supiéramos, pues el acta fue firmada en forma secreta.

Según escribió en su último artículo Codas, quien conoció profundamente el proceso con Brasil, existen lo que él denominó “pirañitas del mercado eléctrico brasileño que están irrumpiendo en escena en nuestro país”.

PUBLICIDAD

Para la ingeniera Mercedes Canese, Gustavo Codas se refería a las empresas privadas que hoy irrumpen y “tratan de ganar ese margen tan importante que tiene la energía paraguaya entre su costo, más esa pequeña compensación que nos paga Brasil y el precio de mercado”, analizó la especialista.

Energía como bien del Estado

“Efectivamente, así como él dice en ese artículo, sentimos esas pirañas en las negociaciones 2008-2009, que por suerte no entraron dentro de la estrategia de negociación ahora. Justamente por eso, en el punto 6 del acuerdo Lugo-Lula se puso que la única que podía vender en el mercado brasileño era la ANDE. Esto, justo para preservar a la energía eléctrica como un bien del Estado que tendría que ser comercializado a través de la empresa estatal”, explicó la ingeniera.

PUBLICIDAD

La técnica aclaró que los dichos del vicepresidente Hugo Velázquez, quien dijo que con Lula ya se permitía la venta de energía, es mentira. Según Canese, en ese entonces, el acuerdo decía que expresamente tenía que ser la ANDE quien la comercialice y no una empresa privada.

De acuerdo al análisis de Canese, lo que la empresa Léros buscaba era “exclusividad”. “De acuerdo a la información que sabemos que ahora la fiscalía está investigando, en varias ocasiones el supuesto representante de Léros le había pedido exclusividad al ingeniero Pedro Ferreira, y él le decía que esto no era posible. Siempre dijimos que si vamos a vender en el mercado brasileño eso tiene que ser a través de una subasta de energía, donde Paraguay ponga las reglas y se haga bajo las leyes paraguayas. Además, la empresa que quiera llevar la energía la debería llevar desde la frontera con los permisos que se requieran para eso”, planteó Canese, en conversación con radio ABC Cardinal.

“No son nuestras reglas”

A visión de la ingeniera, Gustavo Codas “alerta con muy buen criterio que el mercado brasileño es muy complejo, no son nuestras reglas”.

Inclusive, a Canese le queda la duda sobre qué querían exactamente los de la empresa Léros. “Porque como no querían que Paraguay tenga mayor flexibilidad en la contratación de potencia, y no permitieron que la Cancillería incluya el punto de la comercialización de energía en el mercado brasileño, hasta da la impresión de que querían que nuestra energía sea cedida a esta empresa”, analizó la profesional.

Es por eso que, a su entender, “también desde el lado brasileño cuestionan que la única empresa que puede comprar la energía de Itaipú en Brasil es Eletrobras, y la ANDE nuestra energía. Entonces, ¿por qué aparece esa tercera empresa? Eso ya no sé si se va a lograr aclarar”, señaló Canese.

No obstante, insiste en que la impresión es que “querían comprar directamente de Itaipú nuestra energía”.

Sobre una frase muy llamativa escrita en el artículo de Gustavo Codas, quien habla de “otro grupo por ahora perdedor que estaría agazapado provisoriamente en la trinchera patriótica”, Canese respondió que el experto nos deja con una gran incógnita.

“Obviamente es un negocio”

“Obviamente que es un negocio que nosotros calculamos con el ingeniero Canese que es de por lo menos 1.500 millones de dólares. Realmente, en los precios actuales del petróleo, no sería menos de 2.000 millones de dólares la diferencia entre lo que nos pagan y lo que vale nuestra energía que se va al Brasil”, apuntó Mercedes Canese.

Ante esta millonaria movida económica, a la ingeniera le parece natural que habrá pujas entre los muchos actores de Brasil. “Ahí es donde están estas pirañas que dice Codas, que compran cuando está barato y venden cuando está caro. El otro grupo no sabemos cuál es, será alguno que a lo mejor estaba tratando de ingresar a la licitación de la ANDE. Esa información ya se nos pierde, ojalá que con este indicio que dio Gustavo la Fiscalía investigue más”, expresó la ingeniera.

De hecho, la ingeniera recordó que hay lobistas paraguayos que plantean abiertamente en reuniones de las comisiones de entes binacionales en el Parlamento que dicen que no tiene que ser solo un negocio de la ANDE, sino de una comercializadora que tenga un carácter privado. “Incluso hay un proyecto de ley para crear una entidad comercializadora independiente de la ANDE que venda la energía de Itaipú. Es como una privatización de la ANDE, quizás Gustavo se refiera a ellos”, dijo la ingeniera.

Cambios “llegan tarde”

Sobre los cambios en el Consejo de Itaipú, Canese cree que “lastimosamente llegan un poco tarde”. “El problema que tenemos es de conducción. ¿Quién confía en un presidente de la República que como rol constitucional tiene las relaciones institucionales centralizadas en él, es el jefe del Poder Ejecutivo y que ya nos hizo un acta secreta que es un perjuicio enorme para todos? Ese problema de conducción es difícil de resolver en cuadros inferiores, los consejeros son mandantes a través del presidente”, opinó la ingeniera.

Si bien reconoció que le parece positivo que se pongan personas con probado reconocimiento académico, estas también deben “prestar un servicio patriótico”. “No es suficiente con que sepan mucho, hubo muchos técnicos que no defendían los intereses generales sino los particulares. Nos queda verlos trabajar”, indicó Canese.

Para la ingeniera estamos ante “un presidente deslegitimado para llevar adelante las negociaciones que se vienen, y al que, si no le hacen un juicio político, es porque no hay votos, no porque la gente no piensa. Ese es el problema principal”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD