Contraloría Ciudadana repudia detención de manifestantes

CAPIATA. La Contraloría Ciudadana “Despertar Cristiano” de esta ciudad emitió un comunicado de repudio a los agentes del Ministerio Publico y de la Policía Nacional por la detención arbitraria de dos activistas que escracharon al monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción.

Manifestantes fuera de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional.
Manifestantes fuera de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional.

La Contraloría Ciudadana “repudia enérgicamente la violación de los derechos humanos de los ciudadanos Sebastián Fabián Shiavo Alonso y Cándido Alberto Brizuela, quienes por el ejercicio pacifico de manifestarse libremente, fueron privados de libertad ilegalmente, mantenidos en contra de su voluntad en instalaciones de la Policía Nacional por hechos montados falsamente por agentes de la Policía mal llamados Nacionales y, con la displicencia, negligencia, complicidad y falta de diligencia del Agente Fiscal Eugenio Ocampos, quien sin tener los suficientes elementos de juicio, ni prestar el debido cuidado ni honrar la representación de la sociedad que para desgracia de los derechos de los ciudadanos mal posee, ordenó la detención ilegal de ciudadanos”.

Lea más: Liberan a detenidos por escrache a Monseñor

El comunicado añade que estas dos personas estaban ejerciendo sus derechos constitucionales.

PUBLICIDAD

“La Republica, no debe tolerar, disculpar y mucho menos permitir la arbitrariedad de funcionarios al servicio del Estado que pisotean los principios republicanos. El Paraguay ya no tolera más de Instituciones plagadas de Agentes Fiscales y policías que no respetan los derechos consagrados y plasmados en nuestra Constitución Nacional, en los tratados, convenios y acuerdos internacionales que protegen los derechos humanos”, dice el escrito.

Valoran trabajo de la prensa

La Contraloría Ciudadana aseguró que valora y agradece la labor realizada por los medios de comunicación.

“Por intermedio de los trabajadores de la comunicación, quienes gracias a sus filmaciones, difusiones y denuncias públicas, se pudo dejar en evidencia a los agentes de la Policía mal llamados Nacionales y el Agente Fiscal, que ofenden y salpican la labor de muchos policías y Agentes Fiscales que día a día trabajan por enaltecer a sus instituciones y honrar la profesión y misión que han abrazado, arriesgando hasta sus propias vidas”, señala el documento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD