Campesinos escrachan al Presidente y al titular del Indert

Mientras dentro del Indert se realizaba la entrega de 200 títulos de propiedad a labriegos de distintos departamentos, en los alrededores un grupo de dirigentes que se encuentran acampando exigieron “respuestas reales” a las necesidades sociales. El presidente Mario Abdo Benítez pidió al titular del Indert, Horacio Torres, que escuche sus reclamos.

Mario Abdo Benítez habló brevemente con los manifestantes.
Mario Abdo Benítez habló brevemente con los manifestantes.

Esta mañana, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Horacio Torres, realizaron un acto de entrega de 200 títulos a favor de beneficiarios de distintos departamentos del país. Un grupo de manifestantes aprovechó la ocasión para elevar sus voces y exigir respuestas a los reclamos.

Las aproximadamente 35 familias provenientes de la ciudad de Carayaó, departamento de Caaguazú, llevan más de una semana acampando en las inmediaciones del Indert, ubicado en la calle Tacuarí, Asunción.

“Mienten a la gente pobre”, lamentó una de las ciudadanas que exigen al gobierno la regularización de títulos de un predio privado que llevan 12 años ocupando.

Mientras dentro del predio del Indert el titular daba su informe de gestión y alababa al Presidente, afuera las familias exigían una respuesta a sus reclamos y lanzaban explosivos al aire. Mario Abdo Benítez salió a saludar, pero no fue muy bien recibido por la gente.

Brevemente, prometió interiorizarse en la problemática pero esta promesa no tranquilizó a los manifestantes, quienes urgen la regularización de sus tierras.

Aseguran que el Ministerio de Hacienda no libera los fondos para comprar el predio, que ya está bien constituido como asentamiento. Además, afirman que decidieron venir hasta Asunción a exigir la compra del terreno porque la propietaria amenazó con echarlos. "¿Y dónde vamos a ir si nos sacan de ahí?, cuestionó.

En su discurso, el titular del Indert expresó su compromiso con la transparencia y fiel cumplimiento de la ley. “Este gobierno rechaza las invasiones de propiedades privadas, que son movidas por intereses políticos. Asimismo, cuando poderosos productores infringen la ley, al comprar derecheras y aprovechándose de las estrecheces económicas de los campesinos, cuando los mismos tienen los ingresos económicos suficientes para adquirir tierras a precio de mercado”, manifestó.

Asimismo, agregó que durante su gestión, se han entregado títulos de propiedad a 885 familias, de las cuales 259 corresponden a mujeres jefas de hogar. Además, afirmó haber recuperado e 62.416 hectáreas para ser otorgadas a beneficiarios del Estatuto Agrario.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD