Alguien “perdió” G. 600 millones y no los reclama

Lo que primeramente fue denunciado como un “robo” de G. 600 millones, se fue desvirtuando con las averiguaciones, apuntando más a una “entrega” del dinero, y llegando al colmo que hasta ahora ni siquiera la supuesta casa de cambios dueña del dinero reclamó el millonario monto. “Yo y todo quiero encontrar”, dijo en broma el fiscal, aunque en serio apuntan que “categóricamente” el dinero es sucio.

Efectivos del departamento Investigaciones verifican la camioneta en que viajaban los afectados.
Efectivos del departamento Investigaciones verifican la camioneta en que viajaban los afectados.Archivo, ABC Color

"No tenemos un reclamo. No tenemos llamada. No tenemos absolutamente nada de los supuestos propietarios de esa plata. Los propietarios de esa plata, teórica o supuestamente, son de una casa de cambios que se llama H3 que está en Encarnación, pero resulta que hasta ahora ningún responsable de esa casa o los dueños de esos supuestos G. 600 millones se han comunicado con la unidad a mi cargo”, indicó el fiscal Édgar Torales, de Alto Paraná, sobre el presunto robo o entrega registrado ayer en el Km. 22 del distrito de Minga Guazú.

Lea más: Millonario robo en Minga Guazú sería una entrega

El fiscal considera que el caso tiene tantas contradicciones y elementos que no cuadran que hasta en un momento bromeó sobre el destino de los G. 600 millones. “Y yo y todo quiero encontrar eso”, dijo entre risas, ya que nadie se hace cargo del dinero.

PUBLICIDAD

No obstante, están tomando con seriedad del caso, ya que claramente aprecian de que se estaba moviendo dinero ilícito. “Categórico (es dinero sucio); si no hay ningún documento serio...”, destacó.

“¿Cómo una empresa seria va a llevar de una casa de cambios a otra casa de cambios o a una financiera? Tiene que existir algún documento que acompaña (el dinero) y llegado a ese lugar se firma ese documento de que se recibió. Si fuese legal ese transporte, debería de haberse utilizado otro procedimiento”, remarcó sobre uno de los tantos elementos contradictorios en este caso.

Incluso la camioneta en que viajaban las “víctimas” –que ahora pasaron a ser los principales sospechosos– estaba en situación irregular, ya que contaba con orden judicial de secuestro.

“La Policía solicitó informe y encontró que tiene orden de localización y búsqueda desde Asunción”, detalló el fiscal, quien también preguntó a Pablo Raúl Noguera Arca (34) y Diego Andrés Ríos Fernández (30), que eran los que llevaban el dinero, de quién era la camioneta, limitándose estos a decir que era de un amigo que se la prestó para llevar el dinero.

Incluso el destino de los millones es contradictorio, ya que “en una primera conversación dicen que iban a llegar a Ciudad del Este, y al llegar iban a recibir la llamada de un tipo al que no le conocen, y ahí el tipo les iba a decir: vengan junto mi donde estoy, y ahí le iban a entregar la plata”, según relató el fiscal.

Sin embargo, agregó que ahora “ya cambiaron la versión y dijeron que en realidad ellos estaban llevando el dinero para depositar en Cambios Alberdi de Ciudad del Este”. “Ahí ya hay una contradicción”, remarcó Torales.

Por todo esto, la Fiscalía solicitó la detención de Noguera Arca y Ríos Fernández, y los investigadores tienen hasta mañana para juntar pruebas y solicitar la prisión preventiva de los mismos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD