Caso Arrom y Martí: fiscal culpa a embajador paraguayo en Uruguay

Manuel Doldán, fiscal de Asuntos Internacionales, responsabilizó de la fuga de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán a la falta de comunicación por parte del embajador paraguayo en Uruguay, Rogelio Benítez.

Rogelio Benítez, embajador de Paraguay en Uruguay.
Rogelio Benítez, embajador de Paraguay en Uruguay.Archivo ABC Color

Doldán dijo a ABC Cardinal 730AM que el trámite de extradición estaba sujeto a la resolución del refugio, pero en este último proceso el Estado paraguayo no tenía participación, pues es de carácter confidencial y la legislación uruguaya pena con hasta tres años de cárcel a aquel que provea información al respecto. Sin embargo, en el proceso judicial de la extradición sí tuvo participación el Estado paraguayo, a través del embajador Rogelio Benítez y los abogados uruguayos contratados Enrique Falco Iriondo y Álvaro Garcé.

Lea más: Sin autocrítica, nuestro país protesta contra Uruguay por “fuga” de Arrom

Sostuvo que el problema surgió cuando hubo notificación de la negativa del refugio por parte del gobierno de Uruguay. “El problema está en la comunicación de la embajada y los abogados contratados con los demás estamentos paraguayos”, expuso.

PUBLICIDAD

Afirmó que, una vez que Finlandia les concedió el refugio, todas las medidas cautelares que pesaban sobre los tres fueron levantadas sin que el Estado paraguayo se haya enterado. Arrom, Martí y Colmán escaparon hacia Finlandia, nación que les concedió asilo político.

El abogado Falco reconoció que ni siquiera revisa su correo electrónico, medio a través del cual fue notificado el martes a la tarde sobre la decisión judicial uruguaya referente a la liberación de Arrom, Martí y Colmán. Falco recién le informó a las 20:00 del martes al embajador Benítez.

Los tres fugados son requeridos por la justicia paraguaya por su participación en el secuestro de de María Edith Bordón (16 de noviembre de 2001).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD