Policía invitó a comer a niños huérfanos y el caso se hizo viral

CIUDAD DEL ESTE. Los agentes policiales con frecuencia son blanco de críticas de todo tipo a causa de la mala reputación que se han ganado por culpa de los malos uniformados en sus filas. Sin embargo, cada tanto, uno que otro muestra el lado humano de la Policía Nacional. Esta vez fue el suboficial 1º Wilson González, quien fue fotografiado durante una amena conversación con niños indígenas a quienes invitó a almorzar.

Oficial Wilson González, almorzando con niños indígenas de la calle.
Oficial Wilson González, almorzando con niños indígenas de la calle.Gentileza

González es de la División Turística y contó que el miércoles pasado estaba prestando servicios en la Junta Municipal de esta ciudad. Luego, cuando salió del sitio con destino a su base, se le acercaron tres niños indígenas a ofrecerle caramelos y les dijo que lo único que podría ofrecerles era comida. Se dirigió hasta un comedor, seguido por los niños, se sentó y pidió la comida, pero los pequeños pasaron de largo. Ya cuando tenía su estofado con arroz en la mesa, el más pequeño de los niños volvió y le dijo: “Che vare’a, policía (tengo hambre, policía), entonces le llamó a la encargada del lugar para que le tome la orden.

Agente Wilson González invitó a tres niños a un sencillo almuerzo.

“Le pregunté qué quería comer y me dijo: ‘Lo que vos comés también yo quiero’. Ahí ya vinieron los otros dos y nos sentamos a comer”. El almuerzo se desarrolló en medio de una amena charla. Uno de los niños le contó que es huérfano, pues su padre murió ahogado al caer en un arroyo y que todos viven en el km 5,5 de Ciudad del Este. El policía, por su parte, les contó sobre su labor y también un poco sobre su vida.

PUBLICIDAD

El almuerzo fue retratado por una tercera persona, sin que el uniformado se haya percatado. La historia se compartió en las redes sociales y se viralizó en poco tiempo. Ya en horas de la noche, cuando González revisó su página del Facebook encontró que varias personas le habían etiquetado en la foto, en la cual recibió muchos comentarios y halagos.

“Hay muchas personas que valoran y aún tienen fe en los policías y eso te levanta la autoestima. Por eso es importante la humildad, así como siempre me dijo mi padre y también nos inculca nuestro jefe. Aunque no tengamos muchas cosas, hay que tener el corazón grande”, expresó.

Dijo además que siempre se solidariza con los más necesitados, porque es algo que desde chico aprendió. El agente es de una familia humilde del distrito de Mariscal López de Itapúa, desde donde vino a Alto Paraná para hacerse policía, pues es lo que siempre quiso ser en la vida.

PUBLICIDAD

Por último, señaló que al viralizarse su historia tiene un mayor compromiso con la gente que más necesita.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD