Marito: si Evo hubiese pedido asilo, Paraguay se lo habría concedido

“Si se hubiese pedido oficialmente un asilo, se lo habría concedido”, manifestó el presidente Mario Abdo Benítez esta mañana sobre Evo Morales. Reiteró que en representación de país, el Gobierno mostró su “predisposición” para recibir al exmandatario de Bolivia, quien presentó su renuncia el domingo.

Mario Abdo Benítez aseguró que lo que buscan es la pacificación y democracia en Bolivia.
Mario Abdo Benítez aseguró que lo que buscan es la pacificación y democracia en Bolivia.

Abdo Benítez relató que el fin de semana se reunieron entre varios presidentes y debatieron sobre todas las posibilidades con el espíritu de pacificar Bolivia y en ese contexto se habló de la posibilidad de que Evo Morales pueda solicitar asilo a la República del Paraguay. “Nosotros demostramos nuestra buena predisposición”, añadió.

Lea también: Paraguay no ofreció asilo a Morales, solo expresó “predisposición”

Asimismo, el Presidente aseguró que si Morales hubiese solicitado el asilo de manera oficial, “se lo hubiese concedido”. Explicó que tanto él como los demás mandatarios de la región coinciden en la necesidad de pacificar Bolivia y si la salida del exjefe de ese Gobierno contribuye una salida democrática, la apoyan.

El primero en hablar sobre la posibilidad de recibir al expresidente boliviano en Paraguay fue el presidente Argentino Alberto Fernández, quien confirmó que se comunicó con Abdo Benítez y este le aseguró que ofrecía nuestro país para asilar a Morales.

Lea más: Paraguay fue propuesto como “plan B” para Evo Morales

Además, aseguró que no se realizó un golpe de Estado en Bolivia, puesto que Morales decidió presentar su renuncia el domingo, en medio de la presión de altos jefes militares y episodios de protesta y violencia surgidos exigiendo transparencia tras los comicios en los cuales la Organización de Estados Americanos (OEA) había encontrado irregularidades.

A las 01:35 de este martes, Morales llegó a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Mexicana al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi para reabastecerse de combustible y partir a las 4:55, con destino a México, donde recibió asilo político.

Nota relacionada: Bolivia se enfrenta a la incertidumbre tras la partida de Evo Morales a México