Alertan sobre pornografía infantil en Paraguay: denuncias aumentaron en un 1.000%

De 2012 a 2020, aumentaron 1.000% las denuncias de pornografía infantil en nuestro país, según los datos de la Unidad Especializada de Delitos Informáticos. Son 100 los casos registrados por semana y se insta a los padres a estar atentos al comportamiento de sus hijos.

Instan a padres a estar atentos a lo que sus hijos ven en internet
Instan a padres a estar atentos a lo que sus hijos ven en internet.Gentileza Ministerio de Tecnologías de la Información

En 2012, la cantidad de causas relativas a pornografía fueron 13, pero solo el año pasado ya se registraron 1.000 casos. “Aumentaron en un 1.000% los casos de pornografía infantil, unos 100 casos por semana”, manifestó hoy a ABC FM 98.5, Irma Llano, fiscala de la Unidad de Delitos Informáticos.

Llano explicó que, debido al alarmante aumento de casos, la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, consideró pertinente crear otra unidad en la Especializada de Delitos Informáticos. “Tenemos un nuevo compañero que se incorpora ahora, el doctor Juan Olmedo, para dar una lucha frontal a este flagelo”, anunció la profesional.

“Señores padres: cuiden a sus niños, instalen control parental, hagan un monitoreo, no permitan que sus hijos tengan bloqueados sus teléfonos. Los teléfonos están a nombre de los padres, es decir, uno es el primero que va a ser indagado. Cuidemos la salud de nuestros hijos”, alertó.

Operativo “Luz de infancia"

Llano brindó detalles sobre el caso reciente en que un hombre fue detenido por pornografía infantil. Se trata de Claudio Rivarola, de nacionalidad argentina, que hacía tiempo vivía en Paraguay. La Unidad Especializada de Delitos Informáticos se incautó de más de 16 discos externos e internos, dos notebooks,1 PC, dos celulares y un montón de pendrives con 5.000 archivos que contenían pornografía infantil.

Lea más: Efectúan operativos contra la pornografía infantil

“Es el sexto operativo de este tinte. Se desarrolla en varios países y se produjeron 112 allanamientos. Participaron más de 500 agentes en toda esta organización, en donde se trabaja con mucho sigilo para que no se filtre”, señaló la fiscala Llano.

La profesional explicó que el operativo implica un software que hace un patrullaje cibernético e identifica el IP de donde se está descargando material de pornografía infantil.

“El caso de Asunción es un caso grave porque estamos hablando del perfil de una persona que no es que bajó una imagen o un video; estamos hablando de alguien que materializó y bajó 5.000 archivos que contenían material de pornografía infantil”, apuntó.

“Es explotación sexual, son fotografías o videos en donde niños, niñas, en muchos casos bebés, son sometidos sexualmente o están recibiendo algún tipo de tortura. Cada caso es realmente terrible”, relató Llano.

Explicó que los materiales fueron encontrados en una clínica odontológica en donde trabajan muchas personas y había toda una red de equipos instalados. El sujeto detenido era técnico informático y era el que hacía el mantenimiento de todos los equipos. “Tenemos indicios serios de que esta persona es la que realizaba este tipo de cosas”, afirmó la fiscala.

Ante la consulta de si son materiales solo de carácter internacional, Llano indicó: “Tenemos archivos que demuestran que son a nivel internacional, pero también tenemos que, con una pericia, descartar que él haya producido algún material o que haya alguna víctima, investigar su entorno”.

Comentó que los materiales que deben investigar los profesionales de la unidad especializada son lamentables y macabros, por lo que los funcionarios constantemente reciben capacitación y terapia para poder realizar dicho trabajo.

Modus operandi para la pornografía infantil

La fiscala Irma Llano instó a los padres a tomar el control de los teléfonos celulares, tablets y computadoras que utilizan sus hijos. Informó que existen aplicaciones de control parental que pueden ser instaladas en los aparatos para la seguridad de los niños.

Por otro lado, explicó el modus operandi de los que producen y consumen pornografía infantil:

“Todo empieza con un niño que pide amistad en las redes sociales a un menor de edad y supuestamente empiezan una relación virtual. El perfil falso empieza enviando una fotografía y le pide también otra fotografía al menor. Ellos tienen todo un catálogo de procedimiento para captar y someter al menor. Una vez que el niño envía una sola foto, empieza la extorsión. Le dice que él conoce a todos sus amiguitos, a sus padres, y que si no le envía más fotos o videos, le va a contar y enviar las fotos a sus familiares. Entonces, el menor, por temor, vergüenza, empieza a enviar más fotos, a cumplir con lo que se le pide y el caso se vuelve cada vez peor”, comentó.

Y alertó: “Los padres deben estar alertas al cambio de comportamiento de sus hijos”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD