Refugios ya están al tope y Gobierno trata de lidiar con falta de más albergues

Autoridades del Gobierno afirmaron que existen al menos 12 buses llenos de compatriotas en Argentina aguardando ingresar a nuestro país, pero afirman que recién podrán ser acogidos una vez que haya espacios en los refugios. Justamente, entre los conflictos con los que tienen que lidiar figuran sitios que cerraron por las malas condiciones en que fueron dejados por grupos anteriores o incluso el caso del joven fugado. Desde ahora, todos los compatriotas que ingresen serán sometidos a la prueba de coronavirus, desarrollen o no síntomas, durante la cuarentena, atendiendo que actualmente existen 233 positivos en albergues.

El Comando de Artillería de Paraguarí es uno de los albergues habilitados para que recién llegados cumplan la cuarentena.
El Comando de Artillería de Paraguarí es uno de los albergues habilitados para que recién llegados cumplan la cuarentena.Archivo, ABC Color

“A esos 12 buses (varados en Argentina) con los brazos abiertos los vamos a recibir cuando tengamos espacio para acogerlos. Si los traemos ahora, van a tener que ir a sus hogares y el gobierno nacional no está en condiciones de asumir una irresponsabilidad tan grande”, indicó el ministro Federico González, asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia y coordinador del Consejo de Defensa Nacional (Codena) sobre la situación de compatriotas espectantes en Argentina.

Estamos hablando de alrededor de 500 personas, lo que señalé en nombre del Centro de Coordinación Institucional, que hay 2.800 personas que pasaron por albergues, teníamos originalmente 2.000 plazas. Hemos sido superados en cuanto a cantidad, no por ello fuimos superados por la crisis ni por el virus”, indicó González, aunque reconoció que están buscando más lugares para los repatriados.

“Estamos realizando todos los esfuerzos para conseguir más camas, más lugares dignos, porque no los podemos llevar a cualquier lugar, también”, mencionó y agregó que están teniendo inconvenientes con ciertos sitios habilitados, puesto que algunos cerraron por no haber quedado en las mejores condiciones tras su uso.

González mencionó que actualmente tienen a 1.936 personas en los refugios y originalmente se tenían 2.000 camas, pero "esas las fuimos perdiendo de a poco porque lastimosamente algunos de los que pasaron en las primeras semanas no las dejaron en las mejores condiciones y los propietarios decidieron no cedernos nuevamente”.

Fugado, sin certeza sobre su condición

Respecto al caso del joven fugado de un refugio en Ciudad del Este y a algunas versiones que señalan que fue confirmado como portador de COVID-19, el ministro González insistió en que dicha a confirmación no existe, ya que recién hoy se le debía practicar la prueba.

“Ese muchacho se escapó a la madrugada de hoy, no fue sometido a test al igual que los otros que fueron sometidos hoy y que están en ese albergue; por lo tanto, él se encuentra en este momento siendo buscado por la Policía. No es positivo, no es negativo, no lo sabemos porque no se hizo el test”, enfatizó González.

También se refirió al caso de dos personas que debían guardar cuarentena en sus domicilios en Sapucái. Tras ser ubicados y sus datos verificados, se dispuso que guarden cuarentena con custodia policial en sus casas.