Lafuente enumera debilidades del plan del MEC

La exministra de Educación Marta Lafuente enumeró una serie de flaquezas del plan educativo del MEC en tiempos de COVID-19 según su versión. Esto se debe a una solicitud del propio ministro de Educación, Eduardo Petta. Lafuente señala, entre otras cosas, falta de políticas de emergencia para atender la brecha digital y afirma que “lanza una iniciativa como si solo dependiera de la disponibilidad de un celular o dispositivo. La educación es bastante más que eso”, asevera.

Tanto las escuelas y los colegios públicos, como las universidades privadas y los institutos de idiomas, optan por las clases virtuales para que sus estudiantes no pierdan el año debido al confinamiento.
Las instituciones oficiales del Ministerio retomaron las clases de manera virtual en el marco de la pandemia.ABC Color

La semana pasada empezaron nuevamente las clases en las escuelas oficiales, esta vez bajo la modalidad online en el marco de la pandemia de COVID-19. Esto se dio en medio del descontento de un gran sector de la comunidad educativa que desde un principio solicitó un plan de contingencia participativo, pero no hubo acuerdo con las autoridades del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Lea más: Con plan para 25 semanas, se retomaron clases online

La exministra de Educación, Marta Lafuente, especialista en el área técnica de la educación, elaboró un compilado de 15 puntos cuestionables al plan presentado por el MEC, en respuesta a un requerimiento del propio ministro Eduardo Petta, quien solicitó “una mirada constructiva al documento Plan de Educación en tiempos de pandemia”.

Al documento, Lafuente calificó: “Una planificación sectorial endeble para un sistema escolar con crisis de aprendizaje”. Asimismo la exministra señala que remitió esta colaboración, ante las reiteradas solicitudes de respuesta del Gabinete del ministro.

PUBLICIDAD

Haciendo un resumen de algunos aspectos señalados por Lafuente, el texto refiere que el plan del MEC no reporta validación técnica ni empírica, así como tampoco cuenta con un diagnóstico sobre temas o datos claves.

“Solo da una mirada global de datos estadísticos no así de la disponibilidad de tecnología y de necesidades de intervenciones específicas, reportes del rendimiento académico y los factores asociados, no informa sobre las brechas, la diversidad y la especificidad de cada ciclo o condiciones socioeconómicas”, resalta.

Agrega que en una propuesta bien elaborada, los datos del diagnóstico deben permitir dimensionar las necesidades y retos más importantes con los que se enfrenta, para formular alternativas válidas a los problemas planteados.

Manifiesta también que “el documento no informa sobre las políticas de emergencia para atender la brecha digital y lanza una iniciativa como si solo dependiera de la disponibilidad de un celular o dispositivo. La educación es bastante más que eso, si esa noción no se tiene presente la situación se vuelve aún más crítica”, enfatiza.

PUBLICIDAD

Nota relacionada: “La educación está en quiebra”, dicen docentes de la OTEP-SN

Asimismo refiere que al ver el documento se puede percibir un apuro que no lleva a ninguna parte. “El mensaje que transmite es más bien el planteamiento de 'parecer’ que se realizan actividades ante los desafíos que acarreará la pandemia al sistema escolar, más que el construir respuestas pertinentes para la emergencia asumiendo todas las limitaciones y las fortalezas”, añade.

“El plan no explicita medidas prospectivas para la pospandemia y la ‘nueva normalidad en educación’ que se tiene que construir entre todos, quedando en una propuesta cortoplacista sin proyección más allá del año 2020”, concluye.

Lea más: Estudiantes de varios colegios van a “paro virtual” para exigir plan de contingencia educativa

Justamente los estudiantes secundarios y docentes se han manifestado en varias ocasiones resaltando las dificultades económicas que tienen para acceder a internet y la falta de capacitación que muchos educadores tienen para manejar las herramientas tecnológicas. Incluso habían ido a paro virtual para exigir una mesa de trabajo que incluya a todos los sectores para elaborar un plan de contingencia.

Cabe recordar que el Gobierno anunció que las clases presenciales están suspendidas hasta setiembre de este año para evitar la propagación masiva de la COVID-19. La suspensión de clases se había informado el 10 de marzo, luego de la conformación de los primeros casos positivos de la enfermedad en el país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD