En Paraguay no solo hay racismo, sino plan de “etnocidio silencioso”, según dirigente indígena

El asesinato del afroamericano George Floyd en Estados Unidos puso la cuestión el racismo y la discriminación en el centro de una explosión social que trasciende fronteras. En Paraguay, estas actitudes las perciben y denuncian fuertemente los pueblos originarios, que las sienten en el día a día e incluso desde el Gobierno, a través de una educación que califican de “clasista, racista y discriminatoria” y un plan de “etnocidio silencioso” contra las más de 700 comunidades.

Histórico abandono a indígenas los expone a todo tipo de carencias.
Histórico abandono a indígenas los expone a todo tipo de carencias.Archivo, ABC Color

“No existimos para el Estado paraguayo. Yo siento que desde el Estado paraguayo hay una política de un etnocidio silencioso”, denunció Tina Alvarenga, integrante de la Articulación de Mujeres Indígenas del Paraguay, sobre la situación de discriminación racista que sufren los indígenas en nuestro país, que no es solo personal, sino institucional, según afirma.

En un momento en que el mundo se ve sacudido por protestas contra el racismo y la discriminación, originadas por el asesinato de Floyd el 25 de mayo, en manos de la policía, en Paraguay muchos se preguntan como operan esos mecanismos a nivel local.

La dirigente indígena considera que a diferencia de otros momentos de la historia, donde el afán de erradicar a pueblos indígenas se hacía con armas, “hoy el etnocidio pasa por aislarnos, por invadirnos en forma silenciosa y no llegar con los servicios públicos necesarios”.

Lea más: Afroparaguayos: “La mayor violencia es no ser visibilizados”

Fundamentó este argumento citando lo ocurrido durante la cuarentena estricta por el coronavirus y la asistencia estatal. “Ocho semanas después empezaron a llegar víveres de no más de 23 kilos, que tenían que durar otras 8 semanas a lo mejor o más, porque todavía no llegó la segunda entrega de kits, cuando que tenían que haber llegado con 30 a 40 kilos”, cuestionó.

Alvarenga destaca que las muestras racismo hacia los indígenas existen, y que “se dan a veces muy sutiles y otras veces son escandalosas”. Se dan, cuenta, sea a través de agresiones directas como escupitazos o a veces de manera menos directa, como los famosos chistes de “Cachique”.

“Una vez me escupieron en la cara y me dijeron ’nde india’ y yo hasta ahora me suelo encontrar con esa persona y en algún momento volvió a tener esa actitud. Uno dice: Dios mío, era en el colegio que me dijo eso, que me hizo eso, pero hoy, 35 años después, sigue teniendo esas actitudes”, lamentó.

No fue un hecho aislado ni que se registre solo en su caso, ya que desde la articulación reciben una serie de denuncias similares, incluso que afectan en el ámbito laboral. “Estamos apoyando a las compañeras indígenas y no se las reconoce y no se les da el cargo porque son indígenas. Una profesional de la misma categoría dice: ‘Va a venir como mi jefa esta india, para eso estudie tanto', esas son las actitudes que uno diga ‘guau todavía hay mucho que avanzar en materia de prácticas y comportamientos’”, relató.

También dijo que el propio sistema educativo desconoce y resta valor a las particularidades culturales que pueden aportar los pueblos originarios. “Yo creo que el sistema educativo es clasista, racista y discriminatorio, porque excluye al otro como una clase inferior a la grupo dominante. Hoy, por ejemplo, se ve eso en el sistema de Salud donde al indígena no se le recibe o no se le explica, se lo desprecia, no se lo atiende”, dijo.

“Más allá del racismo hay un gran pensamiento colonialista, vemos a alguien a quien tenemos que civilizar, no a alguien igual, de ahí viene la escuela que quiere adaptarnos con programas que no se adecuan a la cultura y no revitalizan y valorizan el sistema educativo propio”, continuó explicando.

Así como se desvalorizan a los indígenas en casi todos los niveles también citó un método de enseñanza que fácilmente podrían ellos aportar al sistema educativo actual. "Se habla mucho de salud sexual reproductiva, se hace escándalo siempre: Las muñequitas nivaclé... las mamás y las abuelas tienen muy arraigado enseñar el ciclo vital y la salud reproductiva de las mujeres a través de unas muñequitas. ¿Por qué no se incorpora eso al sistema educativo?”, cuestionó.