Consorcio alega que hubo “retrasos” para iniciar obras de oficinas de Gobierno

El Consorcio TBI –integrado por empresas paraguayas Tecnoedil SA, Alberto Barrail e Hijos SA, y la Constructora Itasa SA–, informó hoy que los plazos de las obras de las oficinas de Gobierno, que se construyen en el puerto de Asunción (cinco torres), tuvieron cambios porque el grupo registró retrasos para iniciar los trabajos.

Con un avance en torno al 65% sigue la construcción de las torres de oficinas de Gobierno en el predio del puerto de Asunción. Tiene un encarecimiento de G. 95.750 millones.
Con un avance en torno al 65% sigue la construcción de las torres de oficinas de Gobierno en el predio del puerto de Asunción. Tiene un encarecimiento de G. 95.750 millones.Archivo, ABC Color

Carlos Orué, director del Consorcio, señaló a nuestro diario que estas demoras se dieron porque la Municipalidad de Asunción tardó en aprobar la construcción, por lo que las obras se iniciaron a comienzos un año después de la firma del contrato.

“Nuestro contrato es de 27 meses de ejecución, comenzamos en julio del 2018, vamos hasta octubre del 2020. Pero tuvimos 2 meses de prórroga por las lluvias del 2019 y por la pandemia del 2020. Asimismo, con la ampliación del eje cívico el cronograma se corre hasta junio del 2021”, expresó.

Lo concreto es que en el contrato que firmó el exministro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) Ramón Jiménez Gaona con el Consorcio TBI, el 22 de setiembre de 2017, se estableció un plazo de 30 meses para culminar las torres, periodo que ya se cumplió en marzo pasado. Así se desprende de la subcláusula 1.1.3.3 del documento en cuestión, donde se estableció “30 meses para la culminación total de los trabajos”, de los cuales “tres meses debían ser para el diseño ejecutivo y 27 meses” para las obras propiamente.

Sin embargo, a través de convenios modificatorios, se cambiaron totalmente los plazos de ejecución, según documentos a los que accedió nuestro diario. La última prórroga que se dio a la contratista fue autorizada por el ministro Arnoldo Wiens, y los trabajos debían culminar totalmente en diciembre, pero nuevamente se otorgará una ampliación hasta julio del próximo año, adelantó Obras Públicas.

La obra fue adjudicada por G. 478.828 millones (US$ 71,5 millones al cambio actual), pero el monto del contrato ya se incrementó a G. 574.579 millones (US$ 85,8 millones), es decir; ya se registró un sobrecosto de 95.750 millones (US$ 14,3 millones), que representa un incremento del 20%.

Aunque esta obra se financia en su mayor parte con recursos de los bonos soberanos, se rige bajo las reglas del BID (también financista), por lo que el encarecimiento puede sobrepasar el 20% que permite la Ley 2051 de Contrataciones Públicas. El proyecto forma parte del “Programa de Reconversión Urbana y Metrobús”; pero este último plan ya fue cancelado, como es de público conocimiento.

De acuerdo con los datos del MOPC, el encarecimiento del proyecto se tuvo porque agregaron al contrato la construcción del “eje cívico”, que será un parque de 25.450 m2, ubicado a nivel de la planta baja de los edificios. Por debajo habrá un área de estacionamiento para 1.400 vehículos. Con el estacionamiento de los edificios en construcción y el eje cívico se tendrán 2.700 lugares para rodados.

Según los datos, el eje cívico será un amplio espacio al aire libre pensado para el uso ciudadano, con árboles, bancos y otros elementos que inviten al esparcimiento y disfrute, en la zona portuaria de Asunción, escenario privilegiado a orillas del río Paraguay.