Incautan arsenal en Luque, presumiblemente robado de las Fuerzas Armadas

LUQUE. Esta noche, agentes de la Senad allanaron una vivienda donde “se acopiaba” armas y municiones que aparentemente fueron robadas del depósito de la FF.AA. Entre ellas un fusil ametralladora liviana FAL propiedad del Ejército. El cargamento tenía como destino la frontera norte del país para el crimen organizado. Hubo cuatro detenidos, dos de ellos son militares activos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MHKVMIY2M5HMROEFNYUWBYTJCQ.jpg
Foto Gentileza

Agentes Especiales generaron una investigación sobre la venta ilegal de material bélico con depósito en la ciudad de Luque. Cuatro hombres fueron detenidos en el inmueble allanado que está a nombre de uno de los aprehendidos, donde ocultaban armas y municiones presumiblemente robadas para su venta a organizaciones criminales del norte y triple frontera.

El procedimiento tuvo lugar en el cuarto barrio de Luque y fue encabezado por el fiscal Marcelo Pecci. El representante del Ministerio Público manifestó que en el lugar fueron encontrados un fusil M4 calibre 5.56, una pistola Glock personalizada dorada calibre 9mm, otra pistola Cherekee calibre 9mm, un fusil Ruger 5.56, cargadores, 407 unidades de proyectiles 7.62, 556 proyectiles, 12 juegos de partes de fusil M4, un revolver, una pistola calibre 9mm y un revolver calibre 22.

Desde la Senad informaron además que quedaron decomisados tres vehículos de diferentes marcas.

Los militares Víctor Hugo Franco Chena (suboficial de transporte) y Fabio de Jesús Giménez Giménez, fueron detenidos esta noche, además del expolicía Cristhian Eduardo Soto Fox y el civil Francisco Javier Sosa Noceda, se encontraban bajo la mira. Un punto clave en la investigación estuvo ligado a detectar conexiones entre los traficantes de armas y los receptores.

“Llega a su fase operativa en forma satisfactoria, encontramos varias armas lar-gas, que en cualquier caso pueden ser de uso privativo de fuerzas de seguridad, por lo tanto esto es muy significativo. Una cantidad de proyectiles, chalecos antibalas, partes desarmadas de armas largas, también preparadas para ser ensambladas”, dijo el fiscal Pecci.

Agregó que, “lo que vuelve mucho más delicada la situación”, es que los involucrados son dos militares activos y un expolicía. Agregó que los mismos se dedican a sustraer municiones y armas del Ejército Paraguayo para venderlas al crimen organizado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD