Niño sobreviviente del quíntuple homicidio deberá recibir contención psicológica

El niño de 10 años que sobrevivió al ataque de un suboficial que culminó en un quíntuple homicidio quedó con un gran trauma psicológico que requerirá un prolongado tratamiento, según destacó el Dr. Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma. El pequeño será dado de alta esta semana y su hermana de 18 años, quien también fue herida esa noche, ya se encuentra en casa.

En esta casa vivían las cinco víctimas fatales y los dos heridos que hoy ya se encuentran en buen estado de salud.
En esta casa vivían las cinco víctimas fatales y los dos heridos que hoy ya se encuentran en buen estado de salud.Lorena Aponte, ABC Color

El Dr. Saldívar contó que los dos sobrevivientes de la tragedia ocurrida la semana pasada en Capiatá ya se encuentran en muy buen estado. La joven de 18 años fue dada de alta y el niño de 10, que se encontraba en terapia intensiva, podría ir a su casa la próxima semana.

Resaltó que la joven recibió un impacto en la zona mamaria, el cual le afectó el pulmón izquierdo, mientras que el niño fue quien más grave se encontraba, pues acusó cuatro balazos: uno en el brazo, uno en el muslo y dos en la zona torácica, que lesionaron su hígado, pulmón, cuerpo vertebral y hasta el bazo, por lo cual tuvo que ingresar a terapia intensiva.

Afortunadamente, el estado físico del menor mejoró y ya ahora se encuentra en una sala de internación, evolucionando favorablemente.

Lea también: Sobreviviente del quíntuple homicidio: “Nos cazó como conejos”

PUBLICIDAD

Sin embargo, el Dr. Saldívar destacó que la mayor secuela que tendrá el pequeño será psicológica. “Hay mucho que hacer en la parte psicológica; no sé realmente cómo vamos a hacer ese drama del disco duro de su cerebro, porque el pequeño cuenta con sumos detalles absolutamente todo lo que ocurrió (...) El relato que esta mañana hizo fue muy descriptivo. Seguro solamente en una película uno puede ver eso. Es realmente conmovedor”, lamentó en contacto con ABC.

Confirmó que saldrá de alta en el transcurso de la próxima semana y luego tendrá que seguir tratamiento psicológico con un consultor externo.

El niño de 10 años y la joven de 18 son hermanos de la pareja del suboficial que la madrugada del viernes irrumpió una vivienda en Capiatá para asesinar a sus suegros, a sus dos hijos y a la cuñada, además de herir a los dos sobrevivientes mencionados.

El policía perpetró el macabro asesinato mientras sostenía su teléfono celular, transmitiendo parte de lo ocurrido a través de una videollamada con su madre, quien se encuentra en España. Luego, se suicidó con un disparo en la cabeza.

PUBLICIDAD

Lea más: Suboficial de Policía asesina a cinco miembros de su familia y se suicida

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD