Organizadora de la boda de Sol Cartes deberá declarar ante la Fiscalía

La fiscala Stella Mary Cano adelantó que hoy enviará la citación a Jessica Miralles, organizadora de la cuestionada boda entre Sol Cartes y Patrick Blendin. Destacó que, según las normativas sanitarias vigentes, es la principal responsable del evento, pero no descartó llamar a declarar a más personas luego de escuchar el testimonio de ella y del novio, cuyo abogado se presentó para ofrecer una “donación” como salida procesal para reparar el daño.

Imágenes de la fiesta Cartes-Blendin confirman que ni los novios ni los invitados utilizaron tapabocas ni respetaron el distanciamiento físico.
Imágenes de la fiesta Cartes-Blendin confirman que ni los novios ni los invitados utilizaron tapabocas ni respetaron el distanciamiento físico.

La investigación penal de la cuestionada boda realizada en plena cuarentena solo se inició luego de que el novio, Patrick Blendin, enviara a su abogado para que ofrezca como “reparación social” una donación a ser establecida por el Ministerio Público.

La fiscala Cano señaló que a partir de ahí empezó a estudiar todos los decretos vigentes relacionados a la fase 4 de la cuarentena inteligente, que está vigente en la ciudad donde se realizó el evento. En ese sentido, aclaró que solo están vigentes los aprobados por el Ministerio de Salud, que son un decreto y una normativa especial para los eventos y bodas.

Nota relacionada: Antes que Fiscalía inicie investigación, ofrecen arreglo por festejo de la boda Cartes-Bendlin

PUBLICIDAD

Lea más: Video de boda de Sol Cartes confirma nulo cumplimiento del protocolo

Según la fiscala, la responsabilidad penal recae sobre Jessica Mirelles, organizadora de eventos, quien será citada para prestar declaración y deberá presentar la lista de presentes y exponer todo lo relacionado al protocolo divulgado en redes sociales. La mujer recibirá hoy la notificación y tendrá un plazo de cinco días para acudir a la Fiscalía.

Cano aclaró sobre ese punto que una de las obligaciones legales de los organizadores de eventos es dar a conocer las normativas vigentes a todos los invitados, por lo cual ese instructivo divulgado en redes podría guardar relación con esa obligatoriedad.

“Entiendo que se rigió por el protocolo de Salud. Evidentemente, hay puntos más concretos como la pista de baile, tapabocas de catering y demás, pero no tengo conocimiento que haya sido elaborado exclusivamente para el evento”, añadió. Sin embargo, va a indagar al respecto para determinar si fue uno “especial” aprobado por alguna autoridad del Ministerio de Salud.

PUBLICIDAD

Lea también: Fiscala reafirma que Gobierno autorizó la boda de Sol Cartes

La fiscala recordó que solo podían estar presentes 20 invitados en la fiesta y la organizadora del evento deberá especificar la cantidad exacta de personas que estuvieron en el local.

Asimismo, explicó que primeramente declararán Mirelles y Blendin, aunque no descartó llamar a otros testigos e involucrados en el transcurso de la investigación.

El viernes se compartió en las redes sociales un video de la boda en el cual se observaba a muchos invitados bailando sin tapabocas, incluyendo a los novios. Ayer, el abogado de Blendin, Geza Matyas Poka, se presentó ante el Ministerio Público y “se puso a disposición”, ofreciendo como “reparación social” una donación a ser establecida por el Ministerio Público o el Juzgado, para una eventual salida procesal.

Días antes del evento, llevado a cabo el sábado 15 de agosto en San Bernardino, el protocolo creado para la boda se difundió en las redes sociales y causó una oleada de críticas puesto que exigía la realización del hisopado en busca de posibles casos de COVID-19 entre los invitados y las personas que iban a trabajar en la fiesta. Además, se establecía la obligatoriedad del lavado de manos y la utilización obligatoria de mascarillas.

Incluso se consignaba que los invitados debían ocupar solo las mesas que les fueron asignadas y estaba prohibido el saludo y la cercanía entre personas que no eran del mismo núcleo.

Nota relacionada: Fiscal se negó a “ir a mirar” boda de hija de HC y no aclara por qué no intervino

Este festejo fue duramente cuestionado por la ciudadanía y, según varios representantes del Gobierno, significó incluso la demostración de la inequidad en la aplicación de la justicia. La Fiscalía no intervino en la fiesta, pese a que se realizaron numerosas denuncias públicas y el fiscal Gustavo Sosa, de Cordillera, no supo justificar el motivo por el cual no acudió para realizar la verificación.

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, calificó de “negligente” la actuación de la Fiscalía por no haber ido a controlar si se cumplió o no el protocolo en el casamiento de la hija del expresidente Cartes.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, negó la existencia de un protocolo exclusivo para esta boda, pero la fiscala Teresa Sosa aseguró que la cartera sanitaria autorizó la realización del evento, aunque dijo que ella solo tuvo conocimiento de esto a través de los medios de prensa.

Sosa fustigó al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, por su “lavado de manos” ante la boda. Lo calificó de “hipócrita” por hacerse del “ciego, sordo y mudo” ante este hecho y evidenciar la desigualdad de la aplicación de los protocolos sanitarios.

Lea además: Fiscala tilda a Mazzoleni de “hipócrita, ciego, sordo y mudo”

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD