“Es muy probable que estemos en el pico", afirma Mazzoleni, pero advierte que situación es “frágil”

“Es muy probable que estemos en el pico”, teniendo en cuenta que hay una “desaceleración” de los casos de COVID-19 en las últimas tres semanas, pero es “un patrón todavía frágil, que hay que ir cuidando”, indicó el ministro Julio Mazzoleni, que llamó a mantener los cuidados para afianzar la cresta y lograr “desinflarla”.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/PKI7CQAOGZBQDAMFV23QVYOC7Y.jpg

“Estamos en una situación (epidemiológica) particularmente importante, y hoy me toca enviarle un mensaje al población y quisiera decirles claramente que estamos en una situación de un punto de inflexión. Este es momento crítico más clave que estamos viviendo y es muy importante que podamos sostener todas la conductas que por ahora veníamos teniendo”, afirmó el ministro respecto a que los números de contagios y de muertes se van estabilizando, pero agregó que “esto es muy frágil, no hay que engañarse, pero si hacemos bien podemos lograr mantener la situación”.

Lea más: Se enlentece la curva epidemiológica del COVID-19

“En las últimas 3 semanas ha habido una desaceleración de números de casos (...), a diferencia de la curva empinada que tenemos se va suavizando esa curva”, dijo, y esto incluye a Asunción y Central, que siguen teniendo números altos, pero se van estabilizando. Estas tendencia ya fue anunciada hoy por el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera.

Aclaró que si bien en los reportes diarios oficiales del Ministerio de Salud, en los últimos días hubo récord de muertes, los números que toman en cuenta el día específico de fallecimiento de las personas también refiere un sostenimiento. “Todos esto nos hace suponer que existe un patrón que es un patrón todavía frágil, todavía que hay que cuidar al máximo, pero son indicios muy alentadores”, insistió.

“Entonces, ¿Cuándo llega el famoso pico? bueno, es muy probable que estemos en ese pico en ese momento, estamos hablando de la cúspide, esa cúspide puede ser prolongada en el tiempo y entonces dependemos mucho de que podamos seguir haciendo lo que veníamos haciendo para aplanar la curva y como suele decir el Dr. Sequera, desinflándola”, apeló.

“Hemos visto incluso segundas olas en otros países, y como acabo de mencionar, los indicadores tienen resultados que son muy alentadores, pero son muy frágiles. Entonces, yo sería muy optimista y ojalá que estemos que está cúspide -que parece hemos alcanzado- baje lo más rápido posible. Seguramente se va a sostener varias semanas en números importantes, pero lo importante es que no aumente y que después incluso siga bajando”, insistió el ministro sobre la aparente llegada finalmente del “pico” de la epidemia.

Renuncias de médicos no son en cifras “extraordinarias”

“No vemos nosotros esa renuncia de ningún modo (generalizada). Sí hay un número habitual de personas, que por ejemplo no toman posesión de cargo, puede haber algún caso puntual, pero no vemos ningún fenómeno que sea extraordinario”, afirmó el ministro al ser consultado por la renuncia de varios médicos del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Medioambiente (Ineram),y citó números del año pasado, sin pandemia, donde también se produjeron renuncias “similares”.

“En el caso de contratados, desde enero a septiembre en el año 2019, sumaron unas 159 renuncias, eso es más o menos el promedio habitual en ese período de 9 meses, en el caso de 2020, el número es 162, es decir básicamente lo mismo. En el caso de los permanentes, el número está por arriba de 50 en 2019, y está en 38 en este año, entonces cuando uno mira los números objetivamente, no se da eso”, indicó, negando que a su criterio las renuncias se den de manera masiva por la sobrecarga por la pandemia de COVID-19.

No obstante, reconoció que la situación mental de los médicos no es algo que haya que descuidar y que por ello contrataron a más profesionales en enfermedades mentales para a reforzar la asistencia tanto al personal de blanco como a la ciudadanía.

Respecto a los protocolos para el Sector de Eventos y las fechas de reapertura de las fronteras, sobre todo con Brasil y Argentina, insistió en que la decisión final corresponde a las autoridades de los países vecinos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD