Lluvias registradas ayer a nivel país redujeron los focos de calor

En tan solo 24 horas, se puede notar una exponencial diferencia entre la cantidad de focos de calor existentes el miércoles último, y la cifra que se registra este jueves. Este factor indica que las precipitaciones contribuyeron enormemente a apagar incendio en diferentes zonas.

El     humo  de los últimos focos de calor que ayer fueron controlados en el Ybytyruzú.
Humo de los focos de calor que fueron controlados en el Ybytyruzú.Archivo, ABC Color

De acuerdo a la última actualización del Instituto Forestal Nacional, que a diario presenta un reporte de focos de calor de la República del Paraguay, el miércoles 14 de octubre se detectaron un total de 1.187 focos en todo el territorio nacional. Sin embargo, para el jueves, en tan solo 24 horas, los focos de calor descendieron a solo 244 en todo el territorio nacional.

Así, se puede notar que las precipitaciones contribuyeron enormemente a apagar los incendios en diferentes zonas.

Este dato es un aliciente importante que da esperanzas para pensar que los desastres ocurridos en las últimas semanas podrían presentar cierta calma.

La esperada lluvia y trajo alivio a varias áreas del territorio nacional. Por ejemplo, en el departamento de Concepción, un fuerte temporal con viento y caída de granizos se desarrolló en varios distritos entre la tarde y noche del miércoles. El servicio de energía eléctrica fue interrumpido y algunos árboles cayeron a causa del ventarrón. El fuerte viento sopló a las 17:30 en la capital departamental, el cual ocasionó los citados perjuicios.

Anoche también hubo reportes sobre precipitaciones pluviales en otras zonas del departamento, como Paso Horqueta, mientras que en la ciudad de Horqueta cayeron granizos, especialmente en la compañía Naranjaty.

En Ciudad del Este, luego de un largo período de sequía, la lluvia llegó también ayer miércoles. Fue una tormenta eléctrica, que empezó cerca de las 15:00, con fuerte viento. En Santa Fe del Paraná hubo caída de granizos.

En el Alto Paraná no había lluvias importantes desde hace dos meses y la sequía causó estragos en los cultivos. Los productores tuvieron importantes perjuicios en cultivos de verduras, sandía, melón y maíz.

En la zona de Fuerte Olimpo, Chaco, hubo solo un aguacero (entre 5 y 8 mm de agua caída).

En Itapúa, una lluvia de unos 8 mm hubo ayer en la zona de la reserva forestal San Rafael, informaron bomberos de esa zona del departamento, lo cual ayuda a extinguir algunos focos de incendio.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD