Denuncian ante Sedeco y Policía la reventa de tarjetas Jaha y Más

El viceministro del Transporte, Pedro Britos, confirmó que presentaron denuncia ante la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco) y la Comandancia de la Policía por la reventa de tarjetas de billetaje electrónico. Como medida paliativa temporal, Britos afirmó que se dispuso que solamente se venda en cada local una tarjeta por persona.

¿Qué hay?
Archivo, ABC Color

Si bien dijo que solicitan una legislación especial que prohíba la reventa, al menos con esta denuncia esperan desalentar esta actividad de manera más inmediata. “Hoy presentamos una denuncia a Sedeco y también llegó a la Policía. Si bien es cierto que no existe una legislación que prohíbe, tenemos que actuar inmediatamente para desalentar con lo que tenemos a mano”, dijo a la vez de condenar esta práctica, ya que no se afecta a alguien que, por ejemplo, quiera ir a un concierto o a ver un partido sino “se afecta a un sector trabajador y humilde que le cuesta muchísimo juntar su platita y su pasaje y eso no vamos a permitir”.

Dijo que por una cuestión de “seguridad de las personas” en la ley no se planteó ningún requisito como, por ejemplo, la presentación de la cédula para la compra de las tarjetas, a fin de controlar de esa manera; sin embargo, dijo que desde el lunes están aplicando la directiva de que solo se venda una tarjeta por persona.

La Sedeco se comprometió a realizar controles aleatorios a fin de tratar de detectar esta práctica abusiva, según comento el viceministro.

“Acudo a los buenos oficios del Congreso de la Nación para que algunas de las cámaras presente un proyecto de ley que prohíba las reventas del billetaje electrónico, avivados lucrando con la clase más humilde y trabajadora que es la que utiliza transporte público” apeló igualmente el viceminstro, pidiendo una legislación específica que castigue este hecho que calificó como una “avivada”.

Respecto a los reclamos recibidos hasta ahora, indicó que de un total de 400.000 personas que ya utilizaron el sistema, un 1% es el que reportó inconvenientes, y si bien Britos dijo que es bajo ese número, no implica que no le den importancia, al contrario, están tratando de solucionar, aseveró.

A modo de ejemplo indicó que una queja recurrente era que el saldo que se cargaba a la tarjeta muchas veces no se actualizaba inmediatamente, los cual según dijo, ya solucionaron con una de las proveedoras e insistirá con la otra.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD