Preocupa a productores concesión de permiso para importar tomates

Horticultores rechazan que se otorgue el permiso de importación de tomate a despachantes y gestores de Aduanas, que luego ofertan estas licencias. Aclararon que, ante la alta demanda, no se oponen a que se introduzca el producto al país, pero solicitaron que se cuide la forma de la concesión de la autorización. Además, manifestaron su preocupación por el control del ingreso, ya que aseguran que será complicado diferenciar lo formal del contrabando.

Productores muestran su cosecha de tomate.
Productores agremiados manifiestan su preocupación por la concesión del permiso para la importación de tomate.Archivo, ABC Color

En los últimos días, el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Servicio de Calidad y Sanidad Vegetal (Senave) decicieron otorgar la Acreditación Fitosanitaria de Importación (Afidis) a los horticultores agremiados para que puedan introducir tomate, ya que existe una alta demanda y una preocupante cantidad proveniente del contrabando. Cabe destacar que la producción nacional fue perjudicada por la intensa y prolongada sequía que se vivió durante 2020 en nuestro país.

Lea más: Autorizan importación de tomate, tras siete meses

El representante de la Unión Nacional de Productores Frutihortícolas del Paraguay (UNPFP), Francisco Meza, señaló a ABC que no se oponen a la importación del tomate a nuestro país, sino a la forma y a quiénes se otorga la Afidis.

“Se le deja de lado al que trabaja con el productor. Hay muchos compradores que se dedican a la producción nacional y estos no tienen acceso al permiso de importación en estos momentos. Entendemos que mermamos en la producción, pero el mecanismo que se vio debe tener un equilibrio. La manera en que se da la Afidis es el problema”, sostuvo.

Agregó que el permiso de importación es otorgado a despachantes y gestores de Aduanas, quienes luego ofrecen la Afidis a los horticultores.

Por otra parte, Meza manifestó su preocupación por el control del ingreso del tomate desde el exterior. Indicó que será complicado diferenciar -por el alto volumen comercializado- entre el producto que es importado de forma legal y el que proviene del contrabando. Adelantó que se ampliarán las otorgaciones del permiso de tres diarias a 10 y anunció que el próximo 26 de enero se reunirán con representantes del MAG.

“Nadie controla el contrabando y con este permiso quién va a controlar si es legal o no. Los que traen de forma legal no van a vender”, sostuvo.

Lea más: Preocupa a productores importación de tomate

Finalmente, el representante del UNPFP solicitó un trabajo coordinado de los actores vinculados, ya que indicó que el contrabando afecta al sector formal. Así también, recalcó que se debe dar prioridad a los trabajadores que conforman la producción nacional.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD