Sacerdote dice que Gobierno fomenta la muerte al otorgar seguro vip a un grupo privilegiado, dejando al pueblo a la deriva

El cura párroco de la Parroquia Medalla Milagrosa de Fernando de la Mora, Lucio Arana, instó a quienes en algún momento de sus vidas ocuparán cargos públicos a que lleven a cabo políticas de bien común. Instó a no ser como aquellos que fomentan la muerte al dar seguro vip con dinero del pueblo a un grupo privilegiado, mientras la gente se está muriendo por no tener atención en los hospitales y por falta de medicamentos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/7IMZYFMHRVBE5LC7NEEL5J5CYA.jpg

Durante la misa por Pascua el sacerdote lamentó que en plena pandemia el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez gaste en seguro médico vip 33 millones de dólares, que calificó de terrible. “Eso es muerte, claro que sí, no es vida” acotó, y agregó que todo ciudadano se merece un seguro vip, no solo un grupo en detrimento de otros.

Señaló que el día de mañana más de uno de los habitantes de la ciudad ocupará un cargo público, sea electivo o no. Dijo que la política no es mala, y espera que aquel que se postule a un cargo electivo sea una persona que tenga el corazón como Cristo, que sirva a toda la gente.

Por otro lado, dijo que muchas veces nos preguntamos en momentos difíciles de la vida o ante el vacío existencial: dónde está Jesucristo, dónde está Dios. Explicó que Dios no permite la enfermedad, pero ayuda a encontrar el sentido al sufrimiento, porque él tampoco fue liberado de sentirlo, pero resucitó para darnos fuerza y a encontrar nuestra misión en el mundo.

Afirmó que a veces nos quedamos pendientes de las cosas materiales, y rogamos a Dios que nos vaya bien, que tengamos salud, mucha plata. Pero la gente se olvida de su salvación y de los valores morales, por eso afirma que recién con una pandemia encima se empezaron a construir hospitales cuando que eso debe ser la constante.

Indicó que actualmente tenemos tantos médicos ya cansados, pero no hay especialistas que les puedan reemplazar, y que hay además personal sanitario que se está muriendo. Instó a los jóvenes que estudien medicina pero para servir, que elijan por ejemplo ser terapistas, para salvar vidas, no solo pensando en ganar dinero, porque eso significaría muerte.

Dijo que no basta con utilizar la mascarilla, “porque si no amamos la vida no vamos a cuidar la salud, ni no respetamos la vida no vamos a cuidar la salud. Que Jesús resucitado nos anime a seguir construyendo un mundo mejor y que nos dé la fuerza, la firmeza, para cambiar nuestra mentalidad, que ese estilo de vida del Resucitado llevemos en nuestros corazones”, subrayó.