Contraloría pide informes a Senepa sobre compra de insecticidas

La Contraloría General de la República (CGR) solicitó a Senepa informes sobre la compra de insecticidas. Según las denuncias, esta última institución realizó una mala administración del químico adquirido, que generó un perjuicio de alrededor de G. 1.700.000.000.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/SRLUOK4L55DSNIFURQZWICJHRU.jpg

La CGR remitió una nota al Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa) en la que le solicita la remisión de informes relacionados a la adquisición del insecticida Lambdacyalotrina “durante los ejercicios fiscales 2019, 2020 y al 30 de mayo del 2021. Conforme al texto, la intervención de la Contraloría General se basa denuncias periodísticas.

Cabe destacar que el diputado Carlos Rejala había denunciado el caso a través de sus redes sociales. El legislador, mediante informes, indicó que él perdió más de G. 1.700 millones por el vencimiento del químico en sus dos presentaciones que no fueron utilizados.

Rejala, en su informe, mencionó que en el 2019 Senepa tenía un saldo de 14.200 litros de un insecticida de amplio espectro denominado Lambdacyalotrina al 5%. A pesar de ello, en el 2020 se volvieron a comprar otros 6.000 litros, con lo cual se sumó un total de 20.200 litros.

Lea más: Diputado denuncia “derroche de plata” en Senepa por mala administración de insecticidas

Sin embargo, apenas se distribuyeron 10.840 litros en total, por lo cual quedó un stock de 9.360 litros, de entre los cuales en total hay 3.360 litros que ya están vencidos. Cada litro de dicho insecticida cuesta G. 348.000, por lo que en total el valor del Lambdacyalotrina al 5% vencido es de G. 1.169.280.000.

Por otra parte, en 2019 Senepa tenía un stock de 46.005 unidades del mismo insecticida, pero al 10% y en una presentación de granulados en sachet de 75 gramos. Aun así, y sin importar ese stock disponible, ese mismo año compra otras 27.510 unidades, sumando de esta forma 73.515 unidades en stock.

De ese total mencionado, solo se distribuyeron 36.800 unidades, quedando 36.715 en marzo 2021. El vencimiento de estos insecticidas implica la pérdida de G. 544.724.285.

En ese sentido, si sumamos este perjuicio al otro producto vencido, implica un despilfarro de más de G. 1.700.000 en total, conforme a lo dado a conocer por el diputado del Partido Hagamos.

Lea más: Diputado denuncia al titular de la Essap por ser proveedor del Estado

Intervención es el “camino”

En conversación con ABC, Rejala celebró la intervención de oficio de la Contraloría en el caso. Además, dio a entender que dicha acción es el primer camino hacia el buen manejo del dinero público y anunció que, de acuerdo al informe de la CGR, plantearía una denuncia penal.

“Me parece excelente la intervención de la Contraloría. Este es el camino. Las denuncias que hice sobre el tapabocas de oro y el caso Petropar así empezaron. Ahora veremos lo que diga CGR sobre este tema para presentar una denuncia penal”, sostuvo.