Trabajadores de delivery piden ser vacunados lo antes posible y asistencia del Gobierno

Trabajadores del servicio de delivery reclaman al Estado ya no ser tratados como precarios, sino como esenciales ante la pandemia del COVID-19. En ese sentido, solicitan al Gobierno -principalmente- que se pronuncie a favor de la liberación de las patentes de vacunas y que sean inmunizados lo más pronto posible. Además, quieren que se les brinde insumos médicos y un subsidio de combustible para poder seguir operando.

Más de 10.000 personas perdieron su trabajo a raíz de la pandemia
Trabajadores de delivery piden ser vacunados contra el nuevo coronavirus lo antes posible.Gentileza

Desde el Sindicato Nacional de Trabajadores en Moto (Sinactram), que incluye a los que operan en el servicio de delivery, emitieron un pronunciamiento en el que señalan que la pandemia del nuevo coronavirus “está avanzando a pasos agigantados destruyendo principalmente la vida de los humildes y trabajadores”. Indican, sin embargo, que el Gobierno no está interesado en este sector de la población y solo enfoca las asistencias a las empresas más importantes, dejando -según refieren- desprotegidos y en la precariedad a los trabajadores esenciales.

En ese contexto, urgen al Gobierno “que tengamos el trato que necesitan los trabajadores esenciales y dejar de lado la precariedad que tanto ayuda al contagio, a las enfermedades y a la muerte”. Ante esta situación, pusieron a consideración de las autoridades cinco exigencias puntuales.

Lea más: Desde el lunes vacunarán a los adultos de 60 años o más

En primer lugar, el Sinactram pide que el presidente Mario Abdo Benítez tenga “un posicionamiento favorable” hacia la liberación de las patentes de las vacunas contra el COVID-19, como ya lo hicieron en otros países. Agregan que el sector privado -laboratorios productores- están impidiendo el acceso a la inmunización a toda la población mundial y manifiestan su rechazo a que solo los que pueden viajar a Estados Unidos reciban las dosis.

Otras de las exigencias es “la modificación radical de la política de vacunación” que se lleva a cabo en nuestro país. En ese sentido, piden que se priorice en las próximas habilitaciones a los trabajadores esenciales, entre los que figuran los que operan en el servicio de delivery.

El tercer punto de reclamo es que el Ministerio de Salud provea a los trabajadores de delivery de insumos médicos, como mascarillas y alcohol, para que puedan seguir cumpliendo las medidas sanitarias. Consideran que lo que perciben en concepto de sueldo no les alcanza para estar costeando estos elementos.

Sinactram también exige al Gobierno que les otorgue un subsidio de combustible, como viene dando al sector de transportistas públicos y otros gremios empresariales. Señalan que su vocación es imprescindible para el funcionamiento del aparato económico, ya que están siendo claves con su servicio, teniendo en cuenta que desde Salud se insta a la reducción de la circulación ciudadana.

Lea más: Vacunas en camino: Ciudadanía rechaza “autobombo” de Mario Abdo

Por último, el sindicato que incluye a los trabajadores de delivery repudia que en la función pública se haya dado aumentos a algunos funcionarios que ya perciben salarios importantes, en plena pandemia. Comentaron que esta situación se da en detrimento de otros trabajadores públicos que solo ganan sueldo mínimo.

El vicepresidente de Sinactram, Federico Ferreira, indicó a ABC que las exigencias que plantean al Gobierno se da en base a que la actividad laboral que realizan representa un riesgo ante la pandemia del COVID-19. Además, indicaron que requieren de todos los insumos para poder cuidarse y también proteger a sus clientes.

“El trabajo social que hacemos en pandemia es llevar comida y medicamentos a las casas a quienes se les insta a no salir. El riesgo está en nosotros, que estamos visitando a más de 60 personas por día, además interactuamos con otras 150 personas. O sea, somos un foco sensible del virus”, sostuvo.

Con relación al subsidio que exigen, indicaron que la tarifa técnica deberá ser impuesta por Gobierno. “Dos veces ya nos subieron el combustible y nosotros no estamos percibiendo ningún aumento”, expresó.

Así también, indicó que este pronunciamiento que emitieron se centra en primera instancia en los trabajadores de delivery, ya que aún están en período de inscripción como sindicato y no cuentan aún con la cifra completa de miembros. Detalló que entre 800 y 1.000 son los que operan solo en la Capital.

Amplían franja etaria para vacunación

El Ministerio de Salud anunció esta mañana que desde el próximo lunes 7 de junio podrán inmunizarse contra el COVID las personas de 60 años cumplidos. Al terminar la vacunación de esta población, se procederá a pasar a la segunda etapa de la campaña.