Intendente se escuda en su pareja y no explica el origen de su patrimonio

El intendente de Asunción, el cartista Óscar “Nenecho” Rodríguez Quiñónez sigue sin explicar cómo hicieron él y su pareja, la funcionaria de Dinac Regina Lizarella Valiente, para pasar de vivir en un modesto departamento alquilado a una lujosa residencia.

Óscar Andrés Rodríguez Quiñónez, colorado cartista y actual intendente de Asunción que aspira al rekutu.
Óscar Andrés Rodríguez Quiñónez, colorado cartista y actual intendente de Asunción que aspira al rekutu.Archivo, ABC Color

Lizarella Valiente, funcionaria de Dinac y pareja del intendente de Asunción; adquirió una casa por la que paga mensualmente mucho más de lo que gana en la institución pública.

Así lo revelan los propios documentos presentados como respuesta a la serie de publicaciones sobre el llamativo crecimiento patrimonial del jefe comunal capitalino.

El millonario crecimiento

La pareja conformada por Óscar Andrés Rodríguez Quiñónez y Regina Lizarella Valiente es una de las tantas que dejaron del lado el modesto pasar desde que llegaron a la función pública.

El intendente de Asunción y la funcionaria de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) empezaron con un modesto pasar, de acuerdo a lo que ambos incluyeron en las Declaraciones Juradas de Bienes y Renta presentadas ante la Contraloría General de la República (CGR).

De vivir en un departamento alquilado ubicado en la zona de Primer Presidente, se mudaron a una coqueta residencia situada en una exclusiva zona de Lambaré.

La casa está ubicada en el número 368 de la calle Itaipú casi Felicidad de Lambaré. No muy lejos de uno de los inmuebles del también cartista y condenado exsenador Víctor Bogado.

De un departamento cuyo valor no superaba los G. 100 millones, y que era alquilado, la pareja pasó a vivir en una residencia con un valor mucho mayor. Los datos señalan que el inmueble estaría a nombre de Regina Lizarella Valiente.

Silencio de Rodríguez

ABC Color lleva días intentando acceder a la versión del intendente capitalino. El mismo mandó decir a la producción de radio ABC Cardinal que no quería hablar con nuestro grupo de medios.

Finalmente, en horas de la noche del martes, el director de comunicación de la Municipalidad de Asunción, Luis Trigüis, reenvío documentos que hacen a la compra de la casa ubicada en Lambaré.

“La casa se compró en cuotas, ANTES de ser intendente (sic)”, decía el mensaje remitido por Trigüis.

¿De dónde sacó la plata?

En algunos de los documentos remitidos por Trigüis, taparon el nombre de las personas que vendieron el inmueble; aunque en otros quedaron expuestos los datos que revelan que se trata de un abogado.

Según los documentos, el domicilio fue adquirido por Regina Lizarella Valiente Cabrera, pareja sentimental del jefe comunal de Asunción.

Valiente Cabrera, como ya se señaló anteriormente, es funcionaria de la Dinac.

A pesar de que lleva años como funcionaria de la Dinac, Valiente Cabrera presentó una sola declaración jurada ante la CGR. Fue en 2014. En ese entonces declaró tener patrimonio negativo de G. 7.000.000 (ver facsímil). Es decir, no tenía activos y declaró puras deudas.

Siete años después, Valiente Cabrera es propietaria de una lujosa residencia. Sin embargo, saltan una serie de cuestiones llamativas.

Cuotas superiores a su sueldo en la Dinac

El primer punto más resaltante es que según los documentos enviados por los asesores de prensa de Rodríguez, su esposa paga cuotas de US$ 1.737 mensuales por la casa.

Es decir, Valiente paga unos G. 12 millones mensuales. Sin embargo; su sueldo como funcionaria de la Dinac es de G. 7.600.000, según los datos que publica la propia institución.

Entonces ¿cómo hace Valiente para pagar una cuota que es casi el doble del sueldo que recibe como funcionaria del Estado?

Otro punto llamativo es que en los documentos hicieron constar que la casa valía unos US$ 104.000 (unos G. 700 millones). Un dúplex mucho más pequeño y modesto en la misma zona está tasado en G. 700 millones.

El cartista que aspira a un nuevo período como jefe comunal ingresó a la función pública ya a principios de 2000. En 2004 presentó una manifestación de bienes en la que declaró poseer básicamente nada.

De puño y letra, Rodríguez declaró tener “apenas” G. 5.000.000 en efectivo. No había inmuebles, vehículos ni siquiera una cuenta bancaria. Así consta en los documentos publicados por la CGR.

Hoy todo es diferente.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.