Detienen a enfermero y cómplice por venta ilegal de medicamentos

ENCARNACIÓN. Un enfermero del Hospital Regional de Encarnación (HRE) y un cómplice fueron detenidos por la venta ilegal de medicamentos del Ministerio de Salud Pública. Los mismos fueron identificados como Juan Manuel Zalazar, funcionario del centro asistencial, y Alberto Algarín Benítez, quien ejecutaba la comercialización de los fármacos.

Juan Manuel Zalazar, enfermero detenido.
Juan Manuel Zalazar, enfermero detenido.

De acuerdo al informe policial, en horas de la madrugada de hoy se allanó la vivienda del enfermero en un inquilinato ubicado sobre la avenida P. Bólik y Prof. Julio Benítez, del barrio Villa Cristina, donde fueron encontradas varias cajas de medicamentos que serán sometidas a pericia por funcionarios del Ministerio de Salud Pública.

De acuerdo a los datos, el funcionario proveía de los medicamentos a Algarín Benítez, quien era el encargado de comercializar los elementos. Algarín fue detenido la noche del jueves en inmediaciones del hospital regional, durante un procedimiento de compra vigilada. En su poder se encontraron varias cajas de medicamentos de la cartera sanitaria.

Esta detención permitió llegar hasta el funcionario que era el proveedor de los medicamentos, quien también fue detenido en el estacionamiento del hospital y, posteriormente, durante un allanamiento en su vivienda, ya en horas de la madrugada de hoy (viernes), se pudo incautar una cantidad de medicamentos con la inscripción de “uso exclusivo del Ministerio de Salud”.

Entre los elementos encontrados en el lugar se mencionan siete cajas vacías de enoxaparina sódica, tres cajas de betacorten 10 mg, una caja de 10 ampollas de midazolam 5 mg, cinco repelentes de la marca Jungle, cinco agujas, una solución de upraflox, tres levofloxacina de 500 mg, una hidrocortisona de 500 mg, una nitroglicerina 5 mg, un meropen 100 mg, un xilestecin long, un nausedron, un metoclo, una metoclopramida 10 mg, metazone, un doloren, noradrenalina, dexametazona, furocemida, ragilon, un haloperidol, cedancor, dexametazona 8 mg y tetragil.

La intervención estuvo a cargo de la agente fiscal Rocío Valdez, interina de la Unidad Penal N° 10 de la Fiscalía Regional de Encarnación, con orden de allanamiento dictada por la jueza Claudia Scappini, del Juzgado Penal de Urgencias de Encarnación.