Viceministerio de Transporte no informa sobre el funcionamiento del Centro de Monitoreo

El Viceministerio del Transporte evita informar sobre el funcionamiento del Centro de Control y Monitoreo (CCM) del Billetaje Electrónico, pese a reiterados intentos por obtener mayores datos, e incluso de manera formal con relación a un expediente. Este software concentra información clave que define el precio del pasaje y el monto del subsidio que se otorga a los transportistas.

El Viceministerio de Transporte proporcionó un CD que supuestamente contenía la información solicitada. Sin embargo, y pese al anuncio, el compacto no contiene ningún dato vinculado al funcionamiento del Centro de Control y Monitoreo  del Billetaje Electrónico, y los demás puntos respondidos no fueron proporcionados en el formato solicitada, una maniobra para impedir un análisis objetivo de las gestiones de la institución.
El Viceministerio de Transporte proporcionó un CD que supuestamente contenía la información solicitada. Sin embargo, y pese al anuncio, el compacto no contiene ningún dato vinculado al funcionamiento del Centro de Control y Monitoreo del Billetaje Electrónico, y los demás puntos respondidos no fueron proporcionados en el formato solicitada, una maniobra para impedir un análisis objetivo de las gestiones de la institución.Gentileza

El viceministro de Transporte, Víctor Sánchez, es la autoridad responsable de facilitar la información que se concentra en el CCM del Billetaje Electrónico. Poco antes de asumir el cargo, y como técnico que participó en la redacción del manual de funciones del software, había explicado a ABC, que el CCM es el “cerebro” del sistema de transporte público en el área metropolitana. La adquisición fue realizada del Consorcio Electronic Ticket Control (ETC), representado por Angela Marien Ocampos, por US$ 3,9 millones, conforme se informa en el portal de Contrataciones Públicas (ID 368.264).

Hace dos meses que Sánchez se encuentra al frente de la institución y en reiteradas ocasiones ABC solicitó una entrevista con los expertos del CCM para así transmitir a la ciudadanía sobre esta herramienta estratégica en la toma de decisiones vinculadas al servicio del transporte público. Tanto técnicos como empresarios del sector resaltaron que su funcionamiento marca un hito en el servicio y de hecho permitió que se inicie con datos reales la revisión de la tarifa técnica, fórmula que define el precio del pasaje y el monto del subsidio que se le concede a los transportistas.

Ante la falta de un retorno favorable para el acceso a los datos se recurrió al portal del Acceso a la Información Pública (AIP), expediente N° 40.788, y con un desglose de diez puntos se solicitan informes de transportistas infractores por aglomeraciones y “reguladas”, pagos de subsidios y lo referente al CCM, que son específicamente del 7 al 10. En esos ítems se requirió explicaciones del por qué se desconoce el kilometraje recorrido por usuario, la imposibilidad de que sea de libre acceso los manuales del software y lo relacionado a su funcionalidad y sus limitaciones, así como una copia de los citados manuales. Sánchez respondió con un documento en formato PDF y adjuntó un CD, con la promesa de que el compacto contenga parte de lo requerido, pero sin embargo no fue así.

Como parte de las escuetas explicaciones, Sánchez indicó que cuando el usuario del transporte paga el pasaje de forma electrónica (la validación) se reconoce la transacción para todos los perfiles de accesos al Sistema Nacional de Billetaje Electrónico, en campos de coordenadas de posición GPS, es decir, latitud y longitud. El hecho de que sólo al abordar el colectivo se realiza este proceso y no al descender, se desconoce en consecuencia el kilometraje recorrido por el usuario, puesto que no existe una obligación, ya que así se redactó en el manual, acotó. Tampoco precisó el motivo por el cual se consideró que así sea.

Conforme a técnicos consultados, con esta disposición de conocer sólo validaciones y no los tramos recorridos por los usuarios, se priva de la posibilidad de obtener un dato valioso para determinar los trechos de mayor demanda y en el futuro para con datos científicos ajustar itinerarios y crear tramos que combinen con otros sistemas de movilidad.

Confidencial en Paraguay pero en Uruguay de libre acceso

Sobre la funcionalidad del CCM, el viceministro mencionó que “actualmente permite visualizar la cantidad de transacciones de uso, recarga, flota operativa y otros datos que hacen al funcionamiento transaccional del Billetaje Electrónico del Paraguay, que se encuentra a disposición de la institución”. Agregó que “esta información no puede estar disponible para el público por implicar información sensible de los usuarios del sistema de transporte”.

Sin embargo, esos datos a los que alude y evita sistemáticamente precisar se pudo constatar que en el sistema de transporte de Montevideo (Uruguay) se encuentra disponible en el portal de la Municipalidad, con la descripción conceptual de cada variable que interviene, al igual que la información generada por el observatorio, incluso clasificado por mes. ¿Cómo se explica que en Paraguay sea “sensible”, pero en Uruguay es de libre acceso?

En cuanto a la copia de los manuales, nuevamente se recurrió a la confidencialidad, sosteniendo que los mismos podrían contener información sensible sobre la “configuración, mantenimiento, seguridad, operación y diseño del mismo, incluyendo el software, funcionalidades, formatos en que está contenida la información, conectividad, entre otros. Publicar enteramente sobre la información podría acarrear potencialmente riesgos con respecto a la seguridad del mismo”, argumentó. Finalizó que “esto podría considerarse como una propuesta de respuesta parcial a la pregunta planteada, ya que la misma resulta muy general”.

En la jornada de ayer, desde el Viceministerio de Transporte se recomendó “preguntar de forma más concisa sobre lo que se pretende conocer, podría ayudar a disponer de una respuesta más satisfactoria para el interesado”. Cabe recordar que desde marzo se trabaja en la revisión de la tarifa técnica teniendo como “brújula” lo reportado por el CCM, y desde entonces ABC insiste en la socialización del funcionamiento de la proveedora de datos que determinan el precio del pasaje y del monto del subsidio, información de interés para todos los usuarios y contribuyentes del país.

Transportistas sancionados por aglomeraciones y “reguladas”

En la jornada de ayer, la institución divulgó un comunicado en el que informa el listado de las concesionarias multadas por aglomeraciones en los colectivos e incumplimiento del uso del tapabocas, así como también por infringir la frecuencia de circulación de buses.

De esta manera, un dato solicitado en marzo, vía Dirección de Transparencia, recién ahora se informó que por la violación de medidas sanitarias fueron multadas las empresas: La Aregüeña SA, La Sanlorenzana SA, Lince SRL, Yotororo SA, 16 de Noviembre SRL, Mcal. López SRL y San Lorenzo CISA. En tanto las que aplicaron “reguladas” son 16 de Noviembre SRL, Automotores Guaraní SRL, Ciudad de Limpio SRL, Ciudad de Villeta SA, GMTyT SRL, Lago Azul de Ypacaraí SA, La Limpeña SRL, Lince SRL, Natividad de la Virgen María SRL, San José Obrero SA, Panchito López SA, Puerto Falcón SACI, Transporte y Turismo del Sur SA, San Fernando SA, San Isidro SRL, Transportistas Guaraní SRL e Ytororo SA.

El comunicado no precisa si ya se cobraron las multas, ya que semanas atrás el viceministro Sánchez había confirmado que el Gobierno pagó subsidios a transportistas infractores.