Giuzzio trata de justificar su idea de limitar acompañantes en motocicletas

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, señaló que su plan de limitar la circulación de dos personas por motocicleta en horario nocturno fue solo una sugerencia para que la Policía Nacional aplique nuevas estrategias de control para evitar asaltos. Agregó que lo que pretende es que los uniformados puedan establecer -a través del sistema de monitoreo- un “perfil de riesgo” de personas que tengan características que se consideren sospechosas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/FKVTGWZ36VBBJBMTYES747GEP4.jpg

Ayer, en la puesta en funcionamiento del Centro de Monitoreo del 911 en la comisaría 53° Central de San Lorenzo, el ministro del Interior planteó durante el acto establecer horarios para limitar la circulación de dos personas en una motocicleta, principalmente durante la noche, y que la Policía intervenga al notar cualquier vehículo sin matrícula en las calles.

En conversación con ABC Cardinal, Giuzzio habló al respecto y aclaró que sus declaraciones se sacaron de contexto, ya que “lo que se planteó fue la videovigilancia”. Asimismo, señaló que lo que realizó fue una sugerencia a la Policía para que utilice el sistema de monitoreo para considerar el nivel de riesgo de los que circulan y que -a la vez- pueda operar diferente teniendo en cuenta los informes.

“No es prohibir la circulación ni que vayan entre dos. Lo que se dijo fue como un mensaje a la Policía para que utilice esa herramienta, porque hoy simplemente es circuito cerrado”, sostuvo.

Lea más: Giuzzio plantea limitar circulación de una persona por motocicleta

El ministro del Interior había señalado que la limitación de una persona por moto se aplicaría principalmente durante la noche. En ese contexto, indicó que el horario que brindó fue un ejemplo para que los motociclistas tengan en cuenta que en ese período se intensificarían los controles.

“La Policía debe establecer un mecanismo de control que permita establecer, no prohibir, que ciudadanos que van en moto en determinadas horas, por ejemplo tomamos de 19:00 a 9:00, deben ser conscientes de que serán controlados permanentemente”, explicó.

Igualmente, refirió que desde el ministerio están apuntando a la reducción de los asaltos con un control más estricto de los motociclistas mediante el sistema de monitoreo. Acotó que a través de esta herramienta los uniformados deben establecer un “perfil de riesgo” de las personas que tengan características sospechosas para poder operar de forma preventiva.

Lea más: Planean reforzar videovigilancia para prevenir hechos delictivos

Explicó también que la idea del Gobierno es establecer una política de prevención mediante la situación reflejada en informes estadísticos. Acotó que la Policía podrá utilizar los datos arrojados por el monitoreo para aplicar ciertas medidas de control. “La idea de generar operaciones relacionadas a la prevención tenemos que hacerla en base a elementos objetivos, informes estadísticos”, mencionó.

En ese sentido, Giuzzio detalló que actualmente el 80% o 90% de los asaltos los cometen los motoasaltantes, que circulan entre dos en un biciclo.

Además, mencionó que buscarán aplicar una nueva estrategia de prevención de la que sea parte la ciudadanía. Acotó que actualmente hay un agente policial por cada 700 habitantes, cuando lo recomendable es que haya un uniformado por cada 300 personas, por lo que necesitan de la cooperación de las comisiones vecinales.

En otro momento, dio a entender que su declaración fue deliberada para hacer surgir un debate sobre un nuevo modelo de control policial.

Lea más: Barreras policiales “no están prohibidas, sino que están limitadas”, aclara Giuzzio

Leyes “antimotochorros”

Legisladores municipales y congresistas ya buscaron limitar la circulación de los motociclistas sin acompañantes mediante proyectos de ley -denominados “antimotochorros”-, pero estos no tuvieron mucha repercusión. Además, se plantearon iniciativas que pretendían brindar más atribuciones a la Policía para que pueda intervenir en casos “sospechosos” y en faltas viales.