El consejero Gerardo Blanco plantea que Itaipú tenga tarifa de potencia y tarifa de energía

Dentro del abanico de opciones que los diferentes actores plantean para la reflexión acerca del proceso de revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, el consejero paraguayo de la binacional, Ing. Gerardo Blanco, dijo que también se podría pensar en nuevos diseños de la arquitectura de las bases financieras de la entidad y, en ese sentido, presentó la posibilidad de una estructura de tarifa binomial. Fue esta tarde durante su participación en el taller Itaipú 2023, organizado por la Federación de Trabajadores del Sector de la Energía del Paraguay (Fetrasep).

El consejero Gerardo Blanco, durante su exposición en Sitrande en el taller de Fetrasep.
El consejero Gerardo Blanco, durante su exposición en Sitrande en el taller de Fetrasep.Gustavo Machado

“Una de las grandes preguntas siempre fue: ¿contratamos potencia o contratamos energía?. Y lo que hoy presentamos es un intermedio. Hacer una estructura tarifaria binomial, que tenga una porción asociada a la potencia y otra porción, y otros componentes del Anexo C, que esté asociada a la parte de energía”, explicó el consejero de Itaipú, Ing. Gerardo Blanco.

Aclaró que este es un planteamiento suyo, que había presentado a los grupos de trabajo del Gobierno, y cuya acogida fue similar a todas las otras alternativas que están estudiando. “Se están estudiando muchas alternativas, como para tener una amplitud de visión lo suficiente para estar preparado para cuando el equipo negociador tenga que sentarse en la mesa a negociar”, indicó.

Sobre su aplicabilidad, Blanco dijo que en el diseño final habría que analizar si implicaría la necesidad de que el tratado en su cuerpo principal sea modificado o solamente en el Anexo C, donde se definen justamente la forma de cálculo y los componentes en los cuales se basa la estructura tarifaria.

Garantizar los ingresos para Itaipú

“Habría que hacer una selección del abanico de componentes del Anexo C, que son varios. Sabemos que están los gastos de explotación, las regalías, los royaltíes, las utilidades, el resarcimiento por cargas de administración, y una alternativa podría ser la consideración en la tarifa de potencia, los gastos de explotación y administración de la entidad”, explicó. “De esta forma se estarían garantizando los ingresos para Itaipú, para que opere de manera segura y eficiente”, añadió.

Por otro lado, apuntó que hoy en día, tanto los royalties como las regalías están indexados a la energía producida. “Dentro de la tarifa de potencia están incluidos hasta límite de la energía asociada a la potencia puesta a disposición para contrato. Estos componentes, su cálculo final, vienen asociados al monto de energía que genera la central”, señaló.

“Desde ese punto de vista, tanto las regalías como los royalties, hasta inclusive podría analizarse el tema de las utilidades, podrían ser incorporadas dentro de la formación de tarifa de energía”, planteó.

Posibilitaría trato más equitativo

Ante la consulta de en qué nos beneficiaría como país y qué repercusión tendría para el Brasil esta nueva estructura tarifaria, el Ing. Blanco aseguró que esto posibilitaría un trato más equitativo, porque por los royalties y resarcimientos estaría pagando la entidad que realmente consume esa energía. “También posibilitaría, quizás, tener la chance de reajustar los royalties y que el impacto no sea demasiado grande sobre la tarifa final. Evidentemente, es una propuesta dentro del abanico de propuestas cuyo análisis está en curso”, dijo también.

El consejero de Itaipú, invitado por la Fetrasep para disertar, señaló que su principal objetivo era justamente disparar la discusión con los trabajadores del sector energético del Paraguay, de manera a que entre todos tomen una acción más proactiva y reflexionen juntos. “No solamente a partir de las alternativas o estrategias tradicionales, sino que también en aquellas estrategias que pueden ser pensando fuera de la caja y que quizás allí podamos encontrar una respuesta que nos posibilite que encontremos un punto de beneficio recíproco para ambos países”, declaró.

Asimismo, señaló que la mayoría de las empresas eléctricas tienen tarifa binomial. “O sea, los grandes consumidores tienen una tarifa de potencia y una de energía. La potencia está asociada a las instalaciones que son requeridas para abastecer en el pico de consumo, y la energía es lo que realmente consume. Sería algo similar como la ANDE con los usuarios”, añadió.

Sostuvo que al tener una tarifa de potencia se posibilitaría que la Itaipú asegure los ingresos que son necesarios para su operación y no dependa estrictamente de las condiciones hídricas, por ejemplo, o de la generación efectiva de la Central, lo cual podría presentar un riesgo para una operación eficiente de la entidad.