Cansados de motochorros y “chespis”, vecinos de Luque se organizan contra inseguridad

Vecinos de la comunidad de Cañada Garay, del barrio Marin Ka’aguy de Luque se organizaron en una comisión vecinal e instalaron una red de cámaras de vigilancia ante la ola de inseguridad que ya se hace insoportable. Afirman que ya ni siquiera pueden ir tranquilos a la despensa de los motochorros y que los adictos no perdonan siquiera focos y planteras, por lo que decidieron tomar cartas en el asunto por su cuenta.

Mediante cámaras de seguridad buscan detectar casos de asalto y evitar que los motochorros sigan pululando en la zona.
Mediante cámaras de seguridad buscan detectar casos de asalto y evitar que los motochorros sigan pululando en la zona.Rodolfo López, ABC Color

“La ola de inseguridad y asaltos que estamos viviendo es terrible, hoy a las 17:00 una persona le buscó a su hija de 12 años de la despensa y a 15 metros de acá le asaltan dos motochorros y se volvió una constante esa situación en el barrio”, afirmó Augusto Delgado, presidente de la Comisión Vecinal, que se viene organizando cada vez más a fin de hacer frente a la inseguridad y la carencia de Policías.

Delgado comentó que el de hoy no fue un hecho aislado ni el más grave, ya que incluso los motoasaltantes que pululan por la zona habían herido de bala a una de las vecinas para robarle, mientras aguardaba el colectivo. Los mismos atribuyen a una serie de problemáticas esta ola de inseguridad que atraviesan.

“Acá nosotros tenemos el flagelo del consumo del crack, el microtráfico y los motochorros”, citó, y dijo que así como los motochorros, los adictos también cometen robos domiciliarios, llevando planteras y hasta focos.

En base a aportes de empresas privadas iniciaron la instalación de las primeras cámaras de monitoreo y en base a actividades están recaudando más fondos. También dialogan con las autoridades para procurar la instalación de más alumbrados públicos, según comentaron los vecinos organizados.