Creen que proyectiles, droga y granada eran para Carmen Villalba o Blanca Rosa González

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, afirmó este lunes que los proyectiles y la granada encontrados el viernes pasado dentro de toallitas higiénicas y un paquete de leche en una plazoleta que está al lado de la cárcel del Buen Pastor iban dirigidas a Carmen Villalba, del EPP; o a Blanca Rosa González, una peligrosa criminal condenada por varios delitos. Ambas son enemigas y sostienen una disputa dentro de la penitenciaría.

Evidencias halladas al lado de la cárcel del Buen Pastor el viernes pasado.
Evidencias halladas al lado de la cárcel del Buen Pastor el viernes pasado.

El hallazgo de las balas insertadas dentro de toallitas higiénicas y la granada que se colocó dentro de un cartón de leche que se volvió a sellar se produjo el viernes pasado, en horas de la mañana, en la plazoleta Hugo Pistilli, que está entre el edificio de la penitenciaría y una playa de venta de vehículos sobre la avenida Mariscal López.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, informó este lunes que ya tienen en la mira a las personas que habrían actuado de cómplices para que estos paquetes puedan entrar dentro de la cárcel. Dijo también que habría funcionarios de la cárcel que estaban listos para facilitar el ingreso de estos elementos.

“Había 32 proyectiles, separados en la parte central de las toallitas higiénicas. Son las toallitas que se dividen en 3. Había drogas en otras y en una caja de leche se encontró una granada (…) También se encontró un cartucho de pistola. La granada estaba viva. Si se quitaba el seguro, iba a explotar. La granada estaba en una caja de leche en polvo”, detalló Pérez.

Según la ministra, estos proyectiles y granadas iban a servir para que, eventualmente, quien reciba el paquete pueda amenazar desde dentro de la cárcel a sus rivales o, en su defecto, para generar una fuga. Explicó que la onda expansiva de la granada, de activarse, pudo haber alcanzado un radio de 50 metros.

“Nosotros creemos que esa granada tenía una capacidad de 50 metros a la redonda al momento de estallar. Creemos que se iba a activar adentro o se iba a amenazar con activar para poder salir tomando de rehén a alguien”, manifestó.

“Es importante saber que, aunque fuera visita, todos los paquetes, inclusive de funcionarios, son paquetes que deben ser revisados. Aunque no sea una persona del penal el que ingrese necesariamente tiene que estar implicada”, señaló Pérez, en el sentido de quien introdujera el paquete –algo que finalmente no sucedió– necesariamente sería cómplice.

En ese sentido, sostuvo que las autoridades manejan la hipótesis de que el explosivo y las balas iban dirigidos a una de las dos de las reclusas de más alto perfil de esta cárcel: Carmen Villalba, una de las referentes fundadoras del grupo criminal EPP; o Blanca Rosa González, una peligrosa asaltante que fue extraditada desde Argentina en 2019. La ministra contó que tras el incidente del viernes pasado trasladaron a González a otra cárcel.

“Tenemos dos hipótesis: una es que la Fiscalía ya señaló y que iba dirigido a Carmen Villalba. No descartamos también que haya sido para Blanca Rosa González. A Blanca Rosa González la trasladamos el viernes”, recordó.

El operativo del viernes pasado fue hecho por agentes de Criminalística, de la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía y del Ministerio de Justicia. La fiscala Alicia Sapriza precisó que las municiones eran de calibre 9 mm. El paquete habría sido dejado el jueves por la noche en la plaza.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.