Se entregó prima de víctimas de violencia familiar

Una joven de 19 años que ya contaba con orden de captura por violencia familiar y omisión de auxilio se presentó hoy en la Comisaría Novena de la ciudad de Limpio. Se trata del sonado caso de dos hermanas rescatadas tras denunciarse que eran tratadas como “criaditas”.

Joven, prima de dos víctimas de violencia familiar se presentó en sede policial.
Joven, prima de dos víctimas de violencia familiar se presentó en sede policial.

La ahora detenida vivía con la misma familia que está acusada y por la que se pidió prisión preventiva. Ella convivía también con las dos niñas, una de 5 y otra de 11 que son las hermanas afectadas. A su vez la mujer tenía a su cargo a su hermana de 9 años que no presenta maltratos y que de momento queda con otro familiar, según expresó la fiscala Elena Fiore.

Ella, quien es prima de las víctimas, se presentó con su abogada y horas después se dispuso que vaya hasta el Juzgado Penal de Garantías de Limpio para la imposición de medidas. La jueza Elsa Idoyaga resolvió que la joven vaya a prisión preventiva en la Penitenciaría de Mujeres El Buen Pastor. Según el protocolo deberá ser sometida al hisopado para el ingreso al centro reclusorio.

A la pequeña de cinco años que tiene un brazo fracturado finalmente se le colocó un yeso y así como a su hermana están bajo custodia de la vecina que denunció el hecho. Ambas son asistidas permanentemente por el Ministerio de la Niñez y reciben contención psicológica. Inclusive las víctimas presenta algunos hematomas y un golpe en la cabeza.

Repasando el caso, desde el inicio del procedimiento existen tres imputados: una mujer de 45 años, su hijo de 26, y su hija de 19. La más adulta que es la tía de las que sufrían el maltrato está procesada por el supuesto hecho de violación del deber del cuidado, violencia familiar y omisión de auxilio. En tanto que sus hijos fueron imputados por la presunción de violencia familiar y omisión de auxilio. En total los tres ya están con prisión preventiva. Por concurso de hechos la expectativa de cárcel principalmente para la tía puede superar los diez años.