Centro de Estudiantes de Ingeniería UNA también pide quitar nombre de Debernardi de edificio

El Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción se sumó al pedido de los graduados y exigen que se cambie el nombre del edificio donde se enseña esa carrera, que lleva el nombre del exdirector paraguayo de Itaipú, Enzo Debernardi. Repudiaron la “actitud nefasta” de los primeros cuatro directores generales involucrados en el escándalo.

Comunicado de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNA.
Comunicado de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNA.

Tras el primer comunicado lanzado por egresados de la Facultad de Ingeniería, también desde la Comisión Directiva del actual Centro de Estudiantes sentaron postura sobre el resultado de la auditoría de la deuda ilegal de la Entidad Binacional Itaipú y la participación del ingeniero Enzo Debernardi, como primer director paraguayo.

El edificio principal de la Facultad lleva el nombre del ingeniero Debernardi, por lo cual los estudiantes exigen que sea retirado.

“Se ha demostrado que participó activamente de la gestación de una deuda ‘ilegal’ a beneficio del Brasil y en detrimento de nuestro país, lo que tuvo sustancial incidencia económica y financiera en el devenir de la hidroeléctrica, y ha comprometido en su momento la sostenibilidad del proyecto Itaipú”, señalan.

En este sentido, los estudiantes consideran que la institución “no puede permanecer rindiendo homenaje a alguien de conducta tan deplorable y que ha aprovechado su posición en incontables negociaciones representando al Paraguay para obligar a nuestro país a subsidiar el desarrollo de empresas extranjeras”.

Condenaron la “actitud nefasta de las autoridades paraguayas de la entidad”, en especial de los cuatros directores generales paraguayos Enzo Debernardi, Fidencio Juan Tardivo, Salvador Óscar Gulino y Miguel Jiménez Boggiano.

“Quedó una vez más en evidencia que la deuda de Itaipú es una ESTAFA, un acto de corrupción de enorme magnitud y sobre todo de TRAICIÓN A LA PATRIA, lo cual NO DEBE QUEDAR IMPUNE, por lo que consideramos que los principales actores deben responder ante la justicia y los fondos robados tienen que ser devueltos al Estado paraguayo”, sentenciaron.

Por ello, resaltaron la total disconformidad con que un edificio de la casa de estudios preserve el nombre de uno de esos actores principales y exigieron al Consejo Directivo de la Facultad que proceda al cambio de denominación actual del edificio administrativo de la institución.

Así también, asumieron el compromiso de ser “contralores permanentes” del proceso de renegociación del Anexo C del Tratado para el año 2023.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05