Sin aprobación del Congreso, quieren usar recursos del fallido metrobús

El Gobierno sigue buscando “echar mano” al saldo del préstamo del fallido metrobús, unos US$ 70 millones, para completar obras que supuestamente faltan en el Puerto de Asunción y, además, para equipar las torres que se construyen en este predio para ministerios. Pretende hacerlo sin visto el bueno del Congreso.

Oficinas de Gobierno ya se concluirán en agosto y quieren amoblarlas con plata del metrobús.
Oficinas de Gobierno ya se concluirán en agosto y quieren amoblarlas con plata del metrobús.ARCENIO ACUÑA

El arquitecto Ricardo Riego, coordinador del “Programa de Reconversión Urbana y Metrobús” del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), manifestó a ABC que el Ministerio de Hacienda ya solicitó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que el remanente del empréstito de la fallida obra se pueda utilizar para completar trabajos “pendientes” en el Puerto de Asunción y, además, para equipar las torres en construcción. Fue ayer, durante un recorrido por la zona de obras de las oficinas de Gobierno.

“Hay una nota oficial ya del Ministerio de Hacienda, donde se pide el cierre del componente metrobús, donde sí hay fondos del BID. Una vez que el banco otorgue la no objeción al cierre, el siguiente paso es que los fondos que están todavía dentro de ese componente migren al componente de reconversión urbana. Ya hay dos instancias y se están realizando los procedimientos. Está en estudio del BID”, expresó.

Cuando se le consultó si el Congreso debe aprobar de nuevo este cambio que pretenden realizar en la utilización de los recursos, manifestó que el préstamo del BID “se aprobó para el programa en general”, por lo que no requiere la intervención del parlamento. Empero, expertos consultados indicaron que si se quiere cambiar el “destino” de un crédito ya aprobado, debe pasar nuevamente por el Parlamento para su aprobación.

Respecto a las obras e inversiones que el MOPC pretende realizar con los recursos de referencia, señaló que el fin es terminar todas las obras que faltan dentro del área del Puerto, que la cartera estará licitando este año ad referéndum de la no objeción de la multilateral. “Estaremos licitando la domótica, señalización, seguridad, señales débiles, que necesitan de recursos y además el equipamiento de los edificios que están en construcción, equipamiento se refiere a mobiliarios principalmente”, señaló a nuestro diario.

Se le insistió si con pedido del cierre del componente del metrobús ya no se ejecutará tampoco el Sistema Integrado de Transporte Interurbano (Sitibús), que este Gobierno había presentado en su momento como la alternativa al fallido proyecto, a lo que Riego confirmó que esta opción tampoco “correrá”.

Quieren echar mano a unos US$ 70 millones

Recordemos que el préstamo que se aprobó en el 2013 para desarrollar el “Programa de reconversión del centro, modernización del transporte público metropolitano y oficinas del Gobierno” fue de US$ 144 millones. De ese total, 125 millones corresponde a financiamiento del BID, US$ 19 millones de la OFID (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y, además, se previó US$ 16 millones como contrapartida local.

De este empréstito, solo US$ 22,1 millones debían destinarse para la “reconversión urbana”, de los cuales solo US$ 13,6 millones correspondía a las oficinas de Gobierno. El resto del dinero, US$ 121,9 millones, debía utilizarse para el metrobús propiamente y la administración del programa, además de otros imprevistos.

Evaden la ley 2.051

La administración del extitular del MOPC, Ramón Jiménez Gaona, ya violó esta ley que aprobó el préstamo, porque amplió sideralmente la contrapartida local para poder ejecutar la construcción de las oficinas de Gobierno, que terminarán costando US$ 85,1 millones. Solo el 15% de esta obra financia el BID, pero el contrato se rige con sus reglas, evadiendo la ley 2051 de Contrataciones Públicas.

Actualmente, la administración de Arnoldo Wiens pretende usar los recursos que fueron aprobados para el fracasado metrobús en otras obras del Puerto. De los fondos previstos, ya se utilizaron al menos US$ 50 millones, por lo que al menos US$ 70 millones no se llegaron a utilizar. Este saldo es lo que quieren lo que quieren seguir invirtiendo.

Riego ya no quiso explicar cuánto pretenden utilizar del saldo del empréstito del metrobús, ni tampoco la cantidad de recursos que no fue ejecutada tras la cancelación de la obra. El MOPC desembolsó millones por un proyecto inexistente y que fue demolido en su mayor parte.

<b>Oficinas, para octubre</b>

Durante el recorrido por las obras de las oficinas del Gobierno, el director de obras del Consorcio TBI, ingeniero Rubén Galeano, explicó que los edificios en construcción –cinco torres para seis ministerios–, ya registran un avance del 90% y que estarán terminados para octubre.

El grupo contratista está conformado por las empresas paraguayas Tecnoedil SA, Alberto Barrail e Hijos SA y la Constructora Itasa SA, y representado por Carlos María Orué Gusmao, Rolando Ríos Tomboly y Alberto Barrail.