El 68% de la recaudación fue a salarios

El gasto salarial al séptimo mes del año se llevó el 68% de los ingresos tributarios recaudados y el pago en concepto de intereses por la deuda pública aumentó 20,2%, según el informe de “Situación Financiera” de la Administración Central que dio a conocer este viernes el Ministerio de Hacienda.

El Ministerio de Hacienda presentó en la mañana de este viernes su informe de situación financiera al mes de juio.
El Ministerio de Hacienda presentó en la mañana de este viernes su informe de situación financiera al mes de juio.

Los datos fueron expuestos en la fecha en una conferencia de prensa virtual desarrollada por el viceministro de Economía, Iván Haas; y el director de Política Macrofiscal de la Subsecretaría de Economía, Rolando Sapriza.

Estos explicaron que el incremento de las remuneraciones en 1,1% obedece, principalmente, a los pagos realizados al personal contratado del Ministerio de Salud Pública; mientras que el incremento en el pago de los intereses es producto de la deuda contraída el año pasado, en el marco de la ley de emergencia sanitaria.

El informe señala que de cada G. 100 recaudado en impuestos, G. 68 se destinan a las remuneraciones del personal público. Según la distribución presentada: G. 26 van al sector de educación, G. 16 a funcionarios administrativos, G. 15 a policías y militares, G. 11 al área de salud.

De enero a julio se gastaron en salarios más de G. 9,4 billones (US$ 1.372 millones al cambio vigente), contra los G. 9.3 billones ejecutados el año pasado (US$ 1.357 millones), de acuerdo con los datos del informe de Hacienda.

El monto actual es levemente inferior a la ejecutada en el mismo periodo de 2020, cuando los salarios consumieron el 69% de los ingresos recaudados en aquel entonces.

Intereses de la deuda

En cuanto a los intereses de la deuda pública contraída con organismo financieros internacionales y con tenedores de bonos del Tesoro, representó un gasto de más de G. 1,5 billones (US$ 223,9 millones), contra los G. 1,2 billones del año pasado (US$ 186,3 millones).

Haas dijo que la deuda contraída del año pasado empezó a impactar en los intereses, fundamentalmente lo que corresponde a bonos soberanos, porque son dos pagos que se realizan en el año (semestrales).

El año pasado, en el marco de la ley de emergencia sanitaria, el país contrató deudas por US$ 1.990 millones para fortalecer el sistema de salud y mitigar el impacto de la pandemia en la economía.

La deuda pública total al cierre del primer semestre se situó en US$ 13.110,1 millones, lo que equivale al 34,3% del producto interno bruto (PIB).

Tanto Haas como Sapriza, al contextualizar el informe, destacaron las señales positivas que presenta la economía y que genera esperanza de que se encamine a la recuperación, aunque aclarando que aún persisten riesgos.

En ese sentido mencionaron que el pronóstico de crecimiento del PIB fue revisado al alza de 3,5% a 4,5% para 2021, ajuste que responde a la mejora de los sectores secundario y servicios.

También puntualizaron las medidas implementadas por el Gobierno, como el caso de los créditos y las garantías a través de la banca pública, la medidas de comercio y las medidas tributarias, que mitigaron el impacto de la pandemia y están contribuyendo a la recuperación económica, indicaron.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05