En Cnel. Oviedo no recibieron sistema de riego, pese a figurar en los papeles

La Asociación de Mujeres San Enrique de Ossó de la calle Itacurubí de Coronel Oviedo aparece como una de las beneficiadas del proyecto Resiproaf del MAG. Según los papeles, el comité recibió 13 invernaderos con sistema de riego y dos pozos, pero en realidad solo se hizo una parte.

Invernadero construido en la zona de la calle Itacurubí de Coronel Oviedo. Los productores tuvieron que comprar luego los caños para la instalación del sistema de riego.
Invernadero construido en la zona de la calle Itacurubí de Coronel Oviedo. Los productores tuvieron que comprar luego los caños para la instalación del sistema de riego.

Carmen Gómez, presidenta de la Asociación de Mujeres San Enrique de Ossó, reconoció que el grupo de agricultores resultó beneficiado con la instalación de trece invernaderos, de los cuales dos incluían la perforación de pozos artesianos. Expresó su sorpresa, sin embargo, cuando se le comentó que en los papeles figura que las estructuras también incluyen el sistema de riego.

Gómez fue categórica al afirmar que ellos solo recibieron los dos pozos y el esqueleto de los trece invernáculos. “Oré ndoroikuai voi upéa”, expresó en guaraní.

Señaló que los beneficiarios, mediante la venta de parte de su producción, consiguieron luego comprar los caños para así terminar la instalación del sistema de riego.

La Asociación de Mujeres San Enrique de Ossó aparece en el listado de las 103 organizaciones que recibieron entre 2019 y 2020 más de G. 100.599 millones (US$ 13 millones al cambio actual) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en el marco del proyecto de Restauración de los Sistemas de Producción de la Agricultura Familiar a nivel nacional (Resiproaf). El comité figura con un desembolso de G. 483.480.000, según la resolución Nº 286/2019 firmada por el exministro de Agricultura y actual senador Rodolfo Friedmann (ANR, abdista).

La productora aclaró que los integrantes del comité no manejaron el dinero y solo recibieron los implementos. Añadió que en principio, incluso, una de las bolsas entregadas para el reservorio de agua era de muy mala calidad por lo que tuvieron que pedir el cambio.

Vínculos

La construcción de los trece invernaderos con sistema de riego y los dos pozos para San Enrique de Ossó estuvo a cargo de 2004 Emprendimientos SA, según la rendición de cuentas a la que accedió ABC.

Esta empresa, cuya sede está en la ciudad de Coronel Oviedo, tiene como accionistas a Héctor Rubén Torales Rojas y Ronaldo Brítez López, de acuerdo a los registros comerciales.

Los papeles detallan que 2004 Emprendimientos presentó una mejor oferta frente a VitalAgro, de Santiago Dionicio Guerrero López, y Visión Agro, de Roberto Sosa Rodríguez.

Estas dos firmas son las mismas que aparecen en las rendiciones del Movimiento Agrario Popular (MAP) y la Coordinadora de Trabajadores Campesinos Urbanos (CTCU), cuyos líderes son Jorge Galeano y María Esther Leiva, respectivamente.

La firma 2004 Emprendimientos aparece en el portal de Contrataciones Públicas con contratos con la Gobernación de Caaguazú, durante la gestión de Mario Varela (ANR, abdista), actual ministro de Desarrollo Social. Proveyó desde insumos de limpieza hasta vehículos.

Intentamos obtener la versión de la firma, pero en el número que figura en la factura nadie contestó.

Motor de pozo duró apenas siete meses

En la calle Itacurubí y Olegario de Coronel Oviedo también figuran productores individuales beneficiados con perforación y equipamiento de pozo artesiano. En ese caso, el manejo de los recursos del MAG estuvo a cargo de empresas consultoras.

Una de las beneficiadas es Lidia Barreto de Aquino. La productora relató que a comienzos del año pasado se perforó el pozo en el patio de su vivienda. Sin embargo, expresó que el motor instalado para la extracción del agua le duró apenas siete meses.

Señaló que, como no tiene recursos económicos para la reparación, prácticamente quedó ahí la inversión.

En esta zona, los trabajos estuvieron a cargo de Agroconsultora Pacheco, de Nilda Pacheco Viana. Cada pozo (perforación y equipamiento) costó G. 42 millones.

Casi US$ 2 millones aún sin rendir

La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) y la Articulación Campesina, Indígena y Popular (ACIP) anuncia desde hoy una nueva movilización en el microcentro de Asunción para exigir el desembolso de otros US$ 25 millones para la agricultura familiar. Sin embargo, más de G. 12.149 millones (casi dos millones de dólares) de transferencias (rubro 873) realizadas en el marco del proyecto Resiproaf entre 2019 y 2020 aún no habrían sido justificados por las organizaciones beneficiadas, según la documentación a la que accedió ABC.

Del año 2019 faltarían justificar seis desembolsos, mientras que de 2020, 25 pagos, de acuerdo a los informes. El manual operativo de Resiproaf establece que las rendiciones deben ser presentadas en periodos bimestrales o 15 días después de recibir los fondos.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05