Denuncias por polución sonora deben ser por escrito, alegan

Señor, señora, si usted no consigue descansar por las noches a causa de su vecino que pone música a alto volumen o vive cerca de una cancha de fútbol que termina con farras de música, alcohol y hasta maltrato por parte de los responsables, la llamada al 911 no serán suficiente. La denuncia deberá ser por escrito, recuerdan desde la Policía.

Cancha de fútbol en donde hay polución sonora
Cancha de fútbol en donde hay polución sonoraGentileza

Así lo confirmó hoy el comisario Óscar Jiménez, jefe de la Comisaría 4ta Central de Lambaré, quien alegó hoy que las denuncias por polución sonora deben hacerse por escrito para que la Policía pueda actuar contra los responsables.

Las quejas de los vecinos de varios barrios de gran Asunción siguen en aumento y en la mayoría de los casos no reciben una solución al problema. En ocasiones se exponen a hechos violentos en su intensión de hablar con las personas que en ese momento están generalmente en estado etílico.

Lea más: Mi vecino escucha música a todo volumen: ¿Puedo llamar a la Policía?

Jiménez aclaró que no siempre se realizan las denuncias por escrito, y que generalmente, las personas llaman al 911, pero no hay una denuncia formal. “La gente llama al 911, pero lo que ellos pueden hacer es dispersar a los bulliciosos, pero eso se vuelve a repetir. Se debe hacer una denuncia formal, por escrito y así se identifica a los responsables”, manifestó.

El comisario dijo que incluso las comisiones vecinales se pueden acercar hasta él para poner en marcha las denuncias.

Mientras tanto, los reclamos siguen

Vecinos del barrio Santa Luisa, de Lambaré lamentaron que todos los fines de semana, y en ocasiones, también entre semana, personas que primeramente empiezan jugando fútbol en una cancha de pasto sintético ubicado en la esquina de San Mateo y Núñez de Balboa, terminen armando “mini farras” que no dejan dormir.

Los afectados, que prefirieron no identificarse por temor a represalias, alegaron que ante las primeras quejas, el dueño del local les pidió a los clientes que bajen el volumen de la música, pero éstos terminan maltratándolo incluso a él, por lo que es un problema sin fin.

“Generalmente son personas de otros barrios que vienen a molestar acá. Son maleducados y prepotentes, no se les puede pedir respetuosamente porque son violentos. Una vez, incluso hicieron disparos al aire”, relató uno de los vecinos.

“Acá hay familias, madres con niños pequeños, bebés que no pueden dormir del ruido, de la música, de los gritos. Hay bomberos, docentes, enfermeros, conductores de colectivos de larga distancia, guardias de seguridad que necesitan dormir, pero no se puede de esta gente”, indicó otra vecina.

Los vecinos reconocieron que llaman al 911, aparecen las patrulleras, pero no siempre dispersan a los bulliciosos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.