Sigue el riesgo de contaminación del lago Ypacaraí por la falta de inversión

Si bien los últimos estudios realizados de la calidad del agua del lago Ypacaraí demostraron que responde a la “categoría de excelente”, sigue latente el riesgo de contaminación de sus aguas debido a la falta de inversiones en obras cloacales en Capiatá, Itaguá, Areguá e Ypacaraí.

El lago Ypacaraí volvió a ser transparente. En  los seis  puntos de muestreo de sus aguas no se detectaron coliformes fecales, pero sigue el riesgo de contaminación.
El lago Ypacaraí volvió a ser transparente. En los seis puntos de muestreo de sus aguas no se detectaron coliformes fecales, pero sigue el riesgo de contaminación.gentileza

La Comisión Nacional de Gestión y Manejo del Lago Ypacaraí y su Cuenca (Conalaypa), creada a comienzos del 2020 para buscar una solución a la contaminación la emblemática laguna, no cuenta con presupuesto, tampoco con recursos para realizar las inversiones necesarias para recuperar sus aguas, por lo que se cuestiona la funcionalidad de esta dependencia liderada por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Su titular, Renato Máas, confirmó a ABC que solo realizaron algunas tareas, como la colocación de muros de geobolsas que, de alguna forma, ayudaron a mejorar el aspecto del lago, pero estos trabajos se realizaron a través de donaciones, según señaló el funcionario.

Además explicó, que para solucionar el problema de la contaminación del lago Ypacaraí se requiere de una inversión de US$ 85 millones en obras de alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento en las ciudades de Capiatá, Areguá, Itauguá, e Ypacaraí. Asimismo, indicó que las inversiones que se están realizando en las obras cloacales de San Lorenzo, también ayudarán a disminuir la polución del lago.

“Si nosotros queremos solucionar realmente los problemas de fondo del lago Ypacaraí, lo que tenemos que hacer es el alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento de las principales ciudades de la cuenca. Esto porque el 75% del problema del lago provienen de las cloacas sanitarias, de los efluentes cloacales de los hogares, que llegan al lago a través de arroyos de estas ciudades”, manifestó.

Sin embargo, enfatizó que la institución a su cargo no cuenta con recursos. “La Conalaypa fue creada semanas antes de la pandemia, entonces, nuestra organización hasta el momento no tiene fondos dentro del Presupuesto General de la Nación, entonces, no tenemos capital, no tenemos fondos para hacer inversiones en el lago. Lo que venimos haciendo es mediante donaciones de diferentes organizaciones”, expresó, pero no pudo precisar los montos de esta “ayuda”.

Agua limpia, por ahora

Vale señalar que los últimos estudios realizados de la calidad del agua del Lago Ypacaraí demostraron que responde a la “categoría de excelente”, según los parámetros establecidos en la Resolución N° 222/02 del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES). En los puntos de muestreo no se detectaron coliformes fecales.

Pueden volver a aparecer cianobacterias

En los arroyos afluentes del Lago Ypacaraí (Yukyry, Pirayú, Capiatá, San Lorenzo e Ypucú), el nivel de coliformes fecales es elevado, que en gran medida son depurados en los humedales. Renato Máas adelantó que en el verano podrían de nuevo aparecer cianobacterias en las aguas del lago, porque se siguen registrando altos niveles de fósforo y nitrógeno, elementos que son los nutrientes que alimentan a estos microorganismos a la hora de la fotosíntesis. “No hay cianobacterias, pero ese riesgo aumenta con las altas temperaturas. El riesgo sigue latente”, indicó.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05