La tarifa media de Itaipú para la ANDE aumentó 12% en los ocho primeros meses de 2021

“Cuando el río suena es porque piedras trae”, enseña el viejo refrán y, aunque en este caso no se refiera a la hidrología sino al costo del servicio eléctrico que presta la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), un nuevo sonido, no muy grato a los oídos de sus usuarios se suma a ese insistente concierto de vaticinios.

La bajante del río Paraná, además de impedir su navegación, reduce la tasa de producción de las centrales hidroeléctricas a niveles nunca vistos. En 2020, Itaipú produjo cerca de 76.000 GWh, para este año se pronostica, en fuentes extraoficiales, producción inferior a ese límite.
La bajante del río Paraná, además de impedir su navegación, reduce la tasa de producción de las centrales hidroeléctricas a niveles nunca vistos. En 2020, Itaipú produjo cerca de 76.000 GWh, para este año se pronostica, en fuentes extraoficiales, producción inferior a ese límite.PEDRO GOMEZ

La ANDE informa que la tarifa media de Itaipú en los ocho primeros meses de este año aumentó 12,1% con relación al mismo lapso de 2020.

El reconocimiento oficial de esta suerte de escalada hacía lo indeseable, forma parte de la respuesta de la estatal a la pregunta que le había formulado ABC sobre el comportamiento de esa tarifa media en el curso del presente ejercicio.

“En el año 2021, al cierre del mes de agosto, la tarifa media acumulada de la energía de Itaipú se encuentra en 30,41 USD/MWh” (1 MWh = 1000 KWh), señala la empresa estatal. En tanto que la correspondiente a similar período del ejercicio anterior, “fue de 27,13 USD/MWh”, razón por la cual, la energía que consumimos entre enero y agosto del presente año, “respresenta USD 33.140.465,92 a más”, la primera conclusión de la estatal.

Entre energía garantizada y adicional

Recordemos que la tarifa equivalente de la “energía garantizada” por Itaipú, en 2020 fue de USD 44,01/MWh, según se consigna en la Memoria de la binacional correspondiente a ese año.

Asimismo, desde el 2002, por decisión de los organismos de la alta administración de Itaipú, existe la llamada energía adicional a la garantizada o superior a la garantizada, cuya tarifa ronda los USD 6/MWh.

No debe olvidarse que la energía garantizada, cantidad con la cual del entidad binacional ya cubre sus costos, como lo admitía a finales de 2016 el entonces director general por Brasil de Itaipú, Ing. Agr. Jorge Miguel Samek, es de 75.000.000 de MWh. La que la central genere sobre ese tope, es la energía adicional o barata.

La sequía irrumpe

El año pasado, debido a la extraordinaria sequía que afecta hace ya un par de años al río Paraná y a su cuenca, la tasa de producción de la gran usina, fue cayendo en picado. Luego del récord de 2016 con 103.098 GWh (1 GWh = 1000 MWh), el año pasado se redujo a 76.382 GWh, o sea casi en la frontera entre la energía garantizada y la adicional.

Como la sequía no afloja, las proyecciones anticipan la irrupción de una tasa de producción que nunca se vio en la historia de Itaipú, la que inclusive estaría por debajo del límite de los 75.000 de GWh, que dejaría a la ANDE sin energía barata y, por ende, con otro sonido anuncie lo ineludible: el tarifazo.

El promedio de referencia es la consecuencia de la combinación de la garantizada con la de la energía adicional a la garantizada.

La curva apunta hacia arriba

La media tarifaria que permitía a la ANDE enfrentar con cierta holgura las facturas de Itaipú, estuvo en US$ 15,7/MWh en 2004, saltó a 32,7/MWh en 2016, en este caso no porque faltó energía adicional en Itaipú, todo lo contrario, fue el año del récord también en esta categoría, sino por la pésima gestión de los administradores de turno de la ANDE.

En 2017 bajó a casi US$ 28/MWh, a 26 en 2018 para reiniciar la tendencia alcista en 2019, 2020 y 2021, según fuentes técnicas independientes del sector energía de nuestro país.

En lo concernientes a los otros sonidos del preludio del concierto del tarifazo, el día 19 de agosto último, ABC pulbicaba que “En seis meses, ANDE gastó ya 70% de la suma que le asignaron para comprar electricidad en todo el año” y el día 31 del mismo mes, lo siguiente: “La continuidad del suministro y la estabilidad de los niveles tarifarios de la ANDE, también preocupan al país”.

En la ocasión, el presidente de la ANDE, Ing. Félix Sosa, sostenía ante los requerimientos de la prensa radial que “por ahora...”, “la ANDE absorberá los altos costos actuales” o “Pese a que en ningún momento se está pensando todavía ... en un reajuste tarifario. No existe hasta el momento ninguna posibilidad de transferir al cliente final del Paraguay ese aumento de precio de la energía eléctrica”.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05