Los microtraficantes se “reinventaron” durante la pandemia

Conforme mencionaron desde la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), durante las restricciones de circulación por la pandemia los microtraficantes se “reinventaron” para seguir vendiendo los estupefacientes. Resaltaron que no hay un solo barrio en Asunción ni ciudad del departamento Central que no se encuentre en “zona roja” por la alta comercialización de drogas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/2XTGNK3L6BFBJMWOFGZVMKOSFM.jpg

El microtráfico de drogas se acentuó y hasta podría decirse que se “perfeccionó” durante la cuarentena sanitaria, según refirió Francisco Ayala, de la Senad.

El funcionario explicó que con las restricciones de circulación los microtraficantes se “reinventaron” y establecieron un sistema de delivery de drogas que lograba evadir los controles. “La pandemia no hizo que baje el consumo y la circulación de drogas; por el contrario, aparentemente, hubo una mutación a otro tipo de sustancias”, contó.

En ese sentido, expresó que el encierro hizo que muchos jóvenes y adolescentes experimentaran con medicamentos controlados.

Al respecto, mencionó que pese a la flexibilización de las restricciones, el sistema de entrega a domicilio de las drogas persiste porque los adictos se acostumbraron a recibir las drogas en su casa.

También dijo que no existe un solo barrio de Asunción ni ciudad del departamento Central que no esté en “zona roja” en lo que se refiere a la comercialización de los estupefacientes. “Ya no podemos hablar de zonas específicas o catalogarlas como punto de concentración de las ventas de drogas. Eso ya se expandió a todo Asunción y todo Central”, aseveró.

En otro punto, Ayala contó que los consumidores de drogas gastan cerca de G. 500.000 al día y muchos de estos terminan delinquiendo para obtener el dinero. “Muchas veces el microtráfico es menospreciado (...) porque la lucha no genera tanto impacto como las estructuras grandes; sin embargo, el daño social que ocasiona es terrible (sic)”, acotó.

Asimismo, remarcó que con la tecnología se establecieron nuevas modalidades para la compra y distribución de drogas y que incluso hay grupos cerrados de WhatsApp y en las redes sociales donde se ofertan los estupefacientes.

Ayala recordó que pese a que el microtráfico presenta estructuras más pequeñas en comparación a las grandes organizaciones, de igual forma mueven muchísimo dinero y grandes cantidades de drogas.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05