Municipalidad concesiona veredas y calles, mientras deja de lado a vendedores formales

La Municipalidad de Asunción concesiona sin ningún respeto o plan, espacios en las veredas y calles del Mercado 4. Vendedores formales son fuertemente afectados, ya que sus locales quedan atrapados y los clientes difícilmente acceden a ellos.

La tienda de la permisionaria queda tapada por los negocios en las veredas y calle.
La tienda de la permisionaria queda tapada por los negocios en las veredas y calle.Diego Peralbo

Lourdes Gamarra, permisionaria del Mercado 4, denunció una serie de irregularidades en cuanto al uso del espacio público, tanto en las veredas como en las calles. Su negocio de venta de zapatos se sitúa en un local ubicado sobre Battilana y República de Colombia. Sin embargo, es muy difícil encontrarlo, ya que pese a que paga impuestos altos (G. 14 millones anuales) a la Municipalidad de Asunción como comerciante formal, los pequeños puestos son priorizados por la Comuna y estos han tapado completamente su emprendimiento.

Gamarra relató que el problema inició en el 2014, año en que los puestos empezaron a apostarse en la vereda, cerrando el paso a los peatones. La situación fue empeorando con los años, ya que la Municipalidad permitió que vendedores nuevos vayan tomando las calles, hasta el punto de que los vehículos ya no pueden transitar por ellas. Las personas apenas pueden caminar entre las mercaderías y la aglomeración.

La permisionaria Gamarra indicó que desde un principio realizó denuncias de manera formal y aseguró que en varias ocasiones las autoridades prometieron accionar, pero nunca lo hicieron. En cambio, cada año aparecían más vendedores y las casillas, de ser apenas “mesitas”, se volvían locales de metal incrustado en el asfalto.

Gamarra incluso tuvo que terminar comprando dos lugares delimitados en la calle a dos vendedoras con tal de poder liberar aunque sea el frente de su negocio. Ahora se ve obligada a pagar un canon diario doble, además de sus impuestos, para que una parte de la calle funcione como calle.

La permisionaria agregó que debe haber 60 centímetros de espacio entre casillas para que las personas puedan circular y acceder a las diferentes tiendas, pero que esto no se cumple, sino que cierran el paso al peatón. Resaltó la gran inseguridad en la que se encuentran, ya que en caso de incendio no saben por dónde van a escapar, y mucho menos podrán acceder los bomberos a socorrerlos.

Intentamos acceder a la versión municipal, pero no obtuvimos respuesta. El actual intendente asunceno es el colorado César Ojeda, colocado por su antecesor Óscar “Nenecho” Rodríguez.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05