Preliminar para Papo Morales por crimen será el 30

La audiencia preliminar de Gregorio “Papo” Morales y su pareja, la exmodelo Cynthia Ramona Ojeda Burgos, prevista para hoy, se pospuso para el 30 del corriente mes a las 09:30. Así lo dispuso la jueza penal de garantías Cynthia Lovera, tras constatar que la acusada se presentó a la audiencia sin abogado.

Gregorio Ramón Morales Macchi, alias Papo Morales, arrestado el martes último por el asesinato de Robert Fabián Marín Caballero.
Gregorio Ramón Morales Macchi, alias Papo Morales, tras su detención por el asesinato de Robert Fabián Marín Caballero, en noviembre del año pasado. Archivo Abc.Archivo, ABC Color

En la mañana de ayer, la mujer informó que ya no tiene abogado, motivo por el cual la jueza Cynthia Lovera postergó la audiencia para el próximo 30 de setiembre, a las 09:30. En la ocasión, la magistrada deberá resolver si hace lugar a la acusación presentada por el fiscal Hernán Galeano y envía a los acusados a juicio oral y público.

Morales está acusado por el homicidio doloso de Robert Fabián Marín, de 23 años, ultimado de cuatro disparos en una vía pública del barrio San Pablo, en la noche del 23 de noviembre del año pasado.

El trágico hecho se registró cuando Papo Morales llevó a su novia a bordo de una camioneta Toyota Fortuner blanca hasta frente al bar Moe Food & Drink, donde llegaron junto a ellos Digno Eduardo Segovia Rolón (27) y su amigo Roberto Fabián Marín Caballero, a bordo de un auto Toyota Allex negro, con chapa BSH 288.

Estos últimos fueron hasta el establecimiento para celebrar el cumpleaños de Digno, para lo cual Roberto había invitado a Cynthia Ramona. Sin embargo, ese hecho supuestamente motivó la ira de Papo Morales, quien bajó de su vehículo y abordó el auto de los jóvenes.

Allí se generó una airada discusión entre los tres hasta que finalmente Papo Morales sacó una pistola calibre 9 mm, y disparó cuatro tiros contra Robert Fabián Marín Caballero, quien intentó correr unos metros y finalmente cayó sobre la vereda. Ya en horas de la madrugada del martes, la víctima falleció a causa de las heridas sufridas.

En aquella oportunidad, el criminal estaba en compañía de su novia Cynthia Ramona con quien escapó del lugar a bordo de una camioneta y tras una breve estadía en la casa de la joven, la pareja se refugió en un motel de Lambaré, donde finalmente fueron capturados.

A raíz de esto, la joven fue procesada por omisión de auxilio, omisión de dar aviso de un hecho punible y frustración de la persecución y ejecución penal.

Casi al mismo tiempo en que “Papo” Morales y su pareja se refugiaban en un motel de Lambaré, algunos allegados de la pareja arrojaban al cauce del riacho San Francisco, en la zona de Mariano Roque Alonso, cinco armas que pertenecerían al presunto homicida.

Un informante alertó del hecho a los investigadores, quienes rescataron del agua cuatro revólveres y una pistola calibre 9mm., la que sería el arma que se usó en el asesinato de Marín.

Tras el homicidio de Marín, el juez de ejecución penal de Caacupé Juan Bautista Silva revocó la libertad condicional de Morales en un proceso anterior por coacción, amenaza de muerte y agresión del que resultó víctima el trabajador Alejandro González. La jueza penal de garantías Cinthia Páez había beneficiado a Morales con una pena de condena de 1 año y 6 meses, en el marco de un procedimiento abreviado.

Morales tiene además en su historial dos condenas por estafa, mediante la adulteración de cheques. Una es de cinco años, dictada en un juicio oral y público realizado en 2010, por un Tribunal de Sentencia presidido por la magistrada Elsa García.

La otra sentencia fue dictada por el juez penal de garantías José Agustín Delmás, en un procedimiento abreviado realizado en una audiencia preliminar que tuvo lugar en mayo del 2017.

Actualmente, Morales está recluido en la penitenciaria regional de Coronel Oviedo, mientras que Ojeda tiene reclusión domiciliaria, beneficio al que accedió en febrero pasado, por compurgamiento de la pena mínima.