Saltan vínculos políticos en caso Aduanas

El fuego cruzado entre el titular de Aduanas, Julio Fernández; y el senador Martín Arévalo (ANR), quienes se acusan mutuamente de tráfico de influencias, expuso nuevamente los vínculos políticos detrás de los movimientos aduaneros. En las últimas horas fue mencionado hasta el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

El camión detenido en 2019 y cuya mercadería fue robada en agosto de 2020.
El camión detenido en 2019 y cuya mercadería fue robada en agosto de 2020.

De compañeros de oración a enemigos. La historia entre el titular de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Julio Fernández; y el senador colorado Martín Arévalo es digna de una novela.

Fernández presentó una denuncia penal por supuesto tráfico de influencias contra Arévalos y solicitó su expulsión del Senado. El legislador respondió con otra denuncia por el mismo hecho contra el alto funcionario del Ejecutivo. Y los giros de la historia siguen.

Denuncia de retención ilegal

El empresario árabe Ahmad Khalil Chams, más conocido como Armando Chams, aseguró ayer en conversación con ABC Cardinal que el titular de Aduanas había retenido de forma irregular un importante cargamento de mercaderías que le pertenecían.

Chams, quien aparece ligado a procesos penales en Brasil y Panamá, hacía referencia a un cargamento incautado el 24 de noviembre de 2019 en la zona de Encarnación.

En ese entonces, desde Aduanas aseguraron que el cargamento había salido de forma irregular de zona aduanera y que había sido clonado. Esto es, había dos camiones diferentes que habían presentado los mismos documentos.

Chams acusó de corrupto a Fernández. De acuerdo a las denuncias presentadas por el titular de Aduanas, Arévalos intentó inteceder por este empresario, que a principios de los 2000 llegó a ser presidente de la Cámara de Comercio Árabe-Paraguaya de Alto Paraná, quien se declaró colorado y es candidato a concejal de Ciudad del Este por el Partido Nacional Unámonos.

Fernández también aseguró que el legislador pidió ascensos para varios funcionarios de la institución a su cargo.

La carga incautada en 2019 figuraba a nombre de las empresas OVF SA e Importadora GECU SA, aunque ahora Chams asegura ser el propietario.

El empresario no explicó el porqué de tal cambio, pero sí aseguró que Fernández presentó la denuncia contra Arévalos como venganza.

El cargamento de Chams fue calificado como contrabando el 24 de junio de 2020. Exactamente dos meses después, el 24 de agosto de 2020, se denunció la desaparición de las mercaderías que habían sido incautadas.

Finalmente, el 11 de diciembre pasado, se ordenó el remate del camión y el contenedor, pero las mercaderías fueron vendidas de forma directa. Según Chams, la denuncia de ese robo fue la que generó la venganza de Fernández contra el senador Arévalo.

“El director de Aduanas habla de comandos, de disparates, que no tiene ni para escuchar ni creer. Cuando la mercancía está dentro de la Aduana no es contrabando. Esta mentira que él hizo no sabe defender ni explicar bien”, declaró. A la vez, indicó que “él solo se quiere vengar del senador y desviar esa denuncia”.

Aparece ligado a Cuevas

Así también, denunció que el director de Aduanas “secuestró” su carga y posteriormente la vendió al candidato colorado a intendente de Ybytymí, Denis Vera, quien pertenece al equipo político del diputado Miguel Cuevas (ANR). Según señaló, no se cumplieron los procedimientos correspondientes, pues no se ejecutó un remate público. “Él (Fernández) secuestró el container y vendió la mercadería a su amigo Denis Vera. Es su socio”, subrayó.

Comentó que “ese container tiene valor alto y él (Fernández) sabe de eso. El container tiene valor de más de US$ 3.000.000. Había teléfonos celulares, relojes”.

Mencionó a Velázquez

El empresario comentó que en un intento “desesperado” habló sobre su carga con el vicepresidente Hugo Velázquez, quien -según indicó- le dijo que no podía hacer nada al respecto.

Refirió que “el mes pasado”, por recomendación de una persona -a la cual no identificó- y “por experiencia política”, acudió a la Cámara Alta para hablar con un senador, cuyo nombre no mencionó, a quien no encontró. Agregó que al retirarse encontró a Arévalo en su despacho y decidió entrar para hablar sobre su carga.

“Fui a preguntar por un senador y me dijeron que no estaba, pero que podía esperar. Después me dijo su secretaria que no iba a venir, salí al pasillo y vi en la puerta escrito el nombre de Martín (Arévalo). Me recibió y le dije que tenía este problema”, sostuvo el empresario en la conversación con ABC.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05