Intendente aprueba ajuste salarial de manera irregular

El intendente de la Municipalidad de Asunción, César Ojeda, aprobó de manera arbitraria e irregular el reajuste de salarios que exigieron los funcionarios en la manifestación realizada este miércoles. El administrador de la Comuna no podía proceder a esta suba sin aprobación de la Junta Municipal.

El intendente César Ojeda recibió "hurras" por reajustar salarios burlando normativas vigentes.
El intendente César Ojeda recibió "hurras" por reajustar salarios burlando normativas vigentes.Lía Barrios

Luego de la manifestación realizada este miércoles por la mañana, que incluyó el cierre de media calzada de la avenida Mariscal López y la toma del edificio municipal, finalmente el intendente César Ojeda aprobó el reajuste salarial que los trabajadores sindicalizados pedían. Pero el administrador comunal olvidó un pequeño detalle: tomó esta determinación sin aprobación de la Junta.

De manera arbitraria e irregular, el intendente aprobó con jugada sucia la suba de salarios de todos los funcionarios municipales. En pocas palabras, Ojeda burló normativas vigentes.

En total, el intendente violó los artículos 188, 189 y 190 de la Ley Orgánica Municipal.

Le puede interesar: Opositores logran aplazar nuevamente suba de salarios a funcionarios municipales

Una medida de fuerza potente

Este miércoles se desarrolló una movilización grande en la Municipalidad de Asunción. Funcionarios organizados en diferentes sindicatos tomaron esta medida de fuerza para exigir a la Junta Municipal que apruebe la ampliación presupuestaria para salarios. Explicaron que muchos de ellos siguen ganando el sueldo mínimo anterior, cuando el Estado ya decretó un reajuste, que a ellos no se les aplicó.

Los trabajadores municipales ya no están dispuestos a esperar más tiempo por la aprobación de la ampliación presupuestaria, pues el reajuste del salario mínimo estaba contemplado a partir del 1 de julio.

Lea más: Se oficializa aumento del salario mínimo a G. 2.289.324 desde el 1 de julio

No tienen claro de dónde sacarán dinero

El jefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción, Wilfrido Cáceres, no pudo explicar de dónde sacarán el dinero para el aumento salarial que el intendente César Ojeda aprobó arbitrariamente.

Solo dijo que analizarán esta situación y que este mes los trabajadores aun no percibirán el reajuste.

Si bien en su charla con los medios de prensa fue muy formal, durante su discurso dirigido a los funcionarios, Cáceres se comportó un poco más populista y les pidió a los funcionarios “Anike Penderesarái Óscar Nenecho Rodríguez gui (no se vayan a olvidar de Óscar Nenecho Rodríguez)”.

Por su parte, Cesar Ojeda no desaprovechó la oportunidad de hacer proselitismo y en medio de las hurras que le hacían los trabajadores como agradecimiento por el reajuste, finalizó su discurso pidiendo ayuda para mantener “Asunción en Orden”, haciendo clara alusión al eslogan de campaña de Nenecho.

Suba “No es porque la Municipalidad desee”

Wilfrido Cáceres, jefe de Gabinete, habló de un “principio de equilibrio presupuestario”, y de que los ingresos tienen que ser aumentados al mismo tiempo que los egresos aumentan.

Aclaró que este reajuste no se da “porque la Municipalidad así lo desee, sino porque un decreto del Poder Ejecutivo establece un reajuste del salario mínimo vigente del 4,4 %”.

Aclaró que este reajuste impacta en beneficios como el título universitario, la bonificación familiar, títulos técnicos y subsidio médico de los funcionarios. “Estas son obligaciones legales que el municipio debe cumplir; bajo ningún sentido es un aumento salarial para todos los funcionarios, sino solamente para quienes hoy no alcanzan el mínimo legal vigente”, puntualizó.

Se escudan en que dinero provendrá de tributos

Añadió que la Municipalidad también se preocupa por los ingresos, “a través de las autocajas, que en esta administración fueron dispuestas para que los contribuyentes paguen sus tributos desde sus vehículos”.

Al consultársele concretamente si ahora mismo hay dinero en la Municipalidad para cumplir con este reajuste, respondió que la Comuna “tendrá que trabajar los ingresos”, para poder realizar el reajuste.

Sobre la existencia de un crecimiento de ingresos entre el año pasado y este año, respondió solamente que se está normalizando la situación utilizando el 2019 como parámetro.

No niega ni admite nuevos préstamos

Al preguntársele si se analiza volver a gestionar préstamos para el pago de salarios, no se inclinó ni por el sí ni por el no, y se limitó a decir que “por el momento eso no está previsto”, pues se debe estudiar con el equipo técnico una vez que se sepa si existe o no un déficit de caja.

Puntualizó que son más de 380 los funcionarios que están afectados por esta suba de salario mínimo. En total, el pago de este reajuste sumado al subsidio de gastos médicos, la bonificación familiar, el pago por títulos, etc, suma G. 2.600 millones, según Wilfrido Cáceres.