Nueva condena y prisión para escribana

La escribana Norma Graciela Saldívar fue condenada a cinco años por producción de documentos no auténticos y producción mediata de documentos públicos de contenido falso, ocurridos en el 2017 y enviada a prisión tras la sentencia. Es la segunda condena contra la notaria, actualmente investigada en un tercer caso similar.

Fiscal Hernán Galeano.
Fiscal Hernán Galeano.Archivo, ABC Color

El fiscal Hernán Galeano explicó que la condenada Norma no tenía registro y se desempeñaba como gestora de otra profesional, circunstancia aprovechada para hacerse pasar por la misma, mediante la falsificación de su firma y la utilización de un sello en desuso.

La condena fue el resultado del voto unánime del Tribunal de Sentencia presidido por Blanca Gorostiaga e integrado por Lourdes Peña y Manuel Aguirre, que además revocó las medidas alternativas a la prisión que tenía la acusada y ordenó su prisión preventiva en el correccional de mujeres Casa del Buen Pastor.

“Los hechos punibles datan del 2017, siendo cabeza del proceso primeramente dos documentos, uno es un contrato privado de transferencia de vehículos, donde obra una certificación de firma atribuida a la escribana Gloria Concepción Barreto Ortiz. Sin embargo, esa firma no provino de ella, eso fue probado en juicio oral y público, sino de Norma Graciela Saldívar”, explicó Galeano.

“El otro documento es una constancia de tramitación de la transferencia de este mismo vehículo, ella entrega una constancia como si fuera que está realizando esta titulación, sin embargo, la escribana Gloria Barreto declaró que no tramitó esta transferencia, ni era su firma y explicó que el sello pertenecía a un sello antiguo que tenía pero que actualmente no utiliza pero utilizaba en el tiempo en que Norma Saldívar era su gestora. También se corroboró que otros documentos públicos igualmente atribuidos a la escribana Barreto no proveían de ella sino de Saldívar y no eran auténticos”, acotó Galeano, tras precisar que se tratan de notas dirigidas a la Dirección General de Registros Públicos referentes a observaciones sobre registros de inmuebles y la escritura de protocolización de un vehículo, donde Saldívar firmaba como si fuera Barreto”, indicó el agente fiscal.

Acusada negó los cargos, pero testigos la desmintieron

En declaraciones ante el Tribunal, la acusada -quien tiene una escribanía ubicada sobre la avenida del Pilar, en las cercanías de la Terminal de Ómnibus- negó los cargos y responsabilizó a un supuesto gestor que nunca se presentó a declarar. Así mismo, su versión quedó desacreditada por los testigos, las personas que encargaron los documentos, que confirmaron que la acusada se constituyó en sus domicilios y firmó los documentos ante ellos.

Fiscal pidió condena de 6 años

En juicio, el fiscal Galeano solicitó una condena de 6 años de pena privativa de libertad para la acusada. La expectativa de pena es de 7 años y 6 meses, por existir más de un hecho punible.

“Es muy importante, porque acá no solamente hubo personas particulares, también se estaban presentando documentos de relevancia jurídica en las relaciones jurídicas de la ciudadanía en general porque se corroboró que ella ejercía funciones de notaria pública habilitada cuando ella ni siquiera tenía registros y ni siquiera estaba registrada como gestora ante la Corte Suprema de Justicia ni ante el Colegio de Escribanos. Ella dijo que no pudo obtener ese registro porque tenía esa condena anterior, que era un impedimiento tanto para tener registros como para ser gestora”, acotó Galeano.

Condena anterior y nueva investigación en curso

Saldívar cuenta con una condena de tres años de pena privativa de libertad por un caso similar y actualmente es investigada por un caso parecido, pero no ha sido imputada aún. En la causa cuya investigación está en curso, la escribanía de Saldívar fue allanada el 13 de agosto pasado. Esta causa también está a cargo de Galeano, quien solicitó una serie de informes a distintas instituciones.

“Estamos recabando información todavía, cotejando todo lo que se incautó de su oficina nuevamente en el allanamiento. La hipótesis es que un señor se hace pasar como titular de un inmueble ubicado el Ñemby, pero este señor está fallecido. Se usó una cédula de identidad del mismo, falsificada, poniendo su foto en el documento y estaba ofreciendo el terreno a través de las redes sociales. Se hizo la intervención y el señor fue aprehendido en el allanamiento a la escribanía, la oficina de Saldívar, donde aparentemente operaba esa red. De hecho fueron imputados por asociación criminal, y Norma Saldívar está siendo investigada, no está imputada aún”, comentó el fiscal Galeano.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.